Cómo optimizar vídeos para Youtube – la guía más completa en castellano

Cómo optimizar vídeos para Youtube – la guía más completa en castellano
5 (100%) 2 voto[s]

¿Estás cansado de perder el  tiempo grabando y editando contenidos para Youtube que no ve nadie? Pues no te pierdas nuestra completísima guía, con todos los tips que necesitas para aprender a posicionar tus vídeos como nunca antes: conseguirás generar contenido audiovisual de calidad y optimizarlo para llegar a tu público objetivo. En el siguiente post te enseñaremos a posicionar los vídeos de manera que te ayuden a conseguir todos tus objetivos. ¿Empezamos?

Primer paso: la grabación y edición de  los vídeos

De acuerdo, si has llegado hasta aquí, ya suponemos que sabes grabar y editar los vídeos. Pero nunca está de más hacer un repaso rápido, ¿no? ¡Vamos a ello!

Por lo que refiere a la calidad, recuerda una máxima: más es más. Sigue el checklist que te marcamos a continuación y nunca te equivocarás:

  • Formato 16:9 y códec de compresión h624
  • Calidad FullHD (1980×1080 píxeles)  o, como mínimo, HD (1280×720 píxeles)
  • 25 o 30 fps (el estándar en España es de 25fps)
  • Formato mp4
  • A la hora de guardar el archivo en el ordenador, nunca debes dejarlo con su nombre genérico del tipo EOS1532.mp4, sino que debes aprovechar para renombrarlo haciendo una descripción de  lo que contiene, como por ejemplo juegos-emociones.mp4. Es fundamental que el nombre incluya la keyword que quieres posicionar.

Por lo que refiere al contenido del vídeo, recuerda que lo mejor funciona para enganchar al espectador es contar una historia. Tanto si hablas de la historia de  tu marca, del lanzamiento de un nuevo producto o servicio… de lo que sea, trata de establecer una narración audiovisual coherente, en la que todos los aspectos del vídeo (desde el guión, la puesta en escena, el diseño de la cabecera y cierre, los planos, la iluminación…) contribuyan a atrapar al espectador.

Cómo optimizar los títulos

Ya hemos grabado el vídeo y lo hemos subido a la plataforma, ¿y ahora  qué? ¿Cómo conseguimos que nuestro público objetivo llegue a verlo?

Por supuesto, el primer paso es redactar un título atractivo, lo suficientemente descriptivo para dar una pista de lo que vamos a mostrar, lo suficientemente llamativo como para que el usuario tenga la necesidad inmediata de pinchar en él y ver el vídeo. ¿Sabes qué suele funcionar muy bien? Aquellos títulos que responden a posibles preguntas que sabes que  se están haciendo tus usuarios.

Ten cuidado con la longitud: aunque YouTube te permite redactar títulos de hasta 100 caracteres, procura no sobrepasar los 60… los títulos cortos enganchan más.

En este punto puede ser interesante hacer un pequeño keyword research, es decir, una búsqueda para conocer cuáles son las palabras clave por las que quieres posicionar y su nivel de búsquedas dentro de la red social, que no tiene por qué tener nada que ver con las que tendría en Google.

Para ello, te proponemos:

  • Sugerencias del propio buscador de Youtube: esta es muy fácil, tanto como escribir tu palabra en el propio buscador de la plataforma que, al igual que hace Google con su función de  autocompletar, te aportará una serie de  sugerencias relacionadas en función de las búsquedas de otros usuarios. Sugerencias autocompletar YouTube
  • Tags for Youtube: se trata de una extensión de Chrome que te permite analizar los títulos y los tags que está utilizando tu competencia. A priori, si ellos los usan, pueden ser interesantes también para ti, ¿verdad?
  • Answer the public: una herramienta gratuita que, para una keyword concreta te dará multitud de preguntas que se pueden hacer los usuarios en la relación con la misma. Además, su interfaz es… interesante. Pruébala y nos cuentas.

Escribe una descripción atractiva

Bien, ya tienes el mejor título que podrías escribir, el que hará que todos aquellos que lo lean le den a play para ver el vídeo que has grabado. ¿Qué más puedes hacer?

Lo siguiente que vamos a hacer va más dirigido al propio Youtube que al usuario, aunque por supuesto que afecta también a este. Por muy inteligente que sea la plataforma, que lo es, aún no tiene forma de saber exactamente qué contiene el vídeo que has subido, más allá de lo que tú y tus futuros usuarios le contéis. Y eso es exactamente lo que vamos a hacer a continuación: contarle a YouTube “de qué va” el vídeo que acabamos de subir.

La plataforma te aporta un espacio de 5000 caracteres (unas 800 palabras) en los que describir de la mejor posible el contenido que vas a publicar. Si aprovechas el research que hemos hecho en el paso anterior y escribes un texto atractivo, bien redactado y que contenga tus keywords insertadas de forma  natural a lo largo del mismo, puedes rankearlo no sólo en YouTube, sino incluso en Google. Es una oportunidad de oro.

Eso sí, no aproveches para hacer SPAM o sufrirás la ira de YouTube  en forma de penalización e, incluso, cierre del canal. Se  están poniendo serios con ese tema.

Varios consejos:

  • Puedes usar caracteres especiales. No se indexan como palabras clave, pero llaman la atención del usuario y motivan el click.
  • Puedes incluir enlaces en la descripción. Aunque se insertarán como nofollow (lo que significa que la plataforma no les aportará relevancia) si muchos usuarios lo siguen, crecerá el tráfico  de esa url y , con él, su relevancia.
  • Puedes insertar las urls de tus redes sociales. Facilitas que tus usuarios sepan dónde encontrarte y les motivas a seguirte en ellas.

¿Vídeo público, oculto o privado?

Es un poco de lógica, ¿no? Si subimos un vídeo porque queremos que nuestro público objetivo lo vea, debemos asegurarnos SIEMPRE de que hemos etiquetado el vídeo como público.Siempre es mejor etiquetar los vídeos como públicos

¿El tamaño importa?

Tradicionalmente se ha considerado como norma básica que los vídeos largos aburren al espectador, hacen que pierda el interés y se vaya sin terminar de verlos. Sin embargo, las últimas tendencias apuntan a que lo que importa ya no es tanto la duración del vídeo como la calidad del contenido.

Si el top10 de vídeos de tu sector dura una hora o más, es inútil que trates de  condensar tu conocimiento en 15 minutos: los usuarios y la plataforma saben  que para desarrollar correctamente el contenido necesitas más tiempo y el vídeo no rankeará. Al revés ocurre igual: no necesitas 45 minutos para contar cómo se hace la  mejor tortilla de patatas. ¿Cual es la duración idónea de un vídeo? La necesaria para desarrollar tus contenidos con la calidad necesaria para aportar valor a tus usuarios.

¿Y qué hay de las tags o etiquetas?

Las etiquetas son la mejor herramienta para colocar las palabras clave más adecuadas para tu vídeo. Sólo son visibles en la zona privada de edición del mismo y YouTube nos permite unos 500 caracteres para poner frases o palabras que consideramos que pueden ser etiquetas para nuestro vídeo.Extrae las tags de tu competencia con vidIQ

De nuevo, el research que hemos realizado en los primeros pasos nos va servir para conocer algunas de las tags más interesantes para nuestro sector. Debes recordar que no tiene por qué tratarse de palabras sueltas (juguetes) sino que en ocasiones puede referirse a expresiones más largas o long tails (juguetes para trabajar las emociones con niños), con menos tráfico pero que se refieren a una porción de mercado muy interesante para nuestro producto.

Siempre es recomendable que crees al menos una tag con el nombre de tu canal: de este modo, cuando un usuario esté viendo uno de tus vídeos, todos los demás aparecerán en el apartado de relacionados.

Además, puedes utilizar herramientas como vidIQ, una extensión de Chrome gratuita con la que extraer las tags más utilizadas por tu competencia. Si ellos las usan, a priori pueden ser  interesantes también para ti, ¿no?

Configuración avanzada, sólo para expertos

Una vez que hayas rellenado todas las opciones de la pestaña de información básica, puedes pasar a  editar los campos de la pestaña de configuración avanzada, en la que puedes elegir características como la categoría del vídeo a partir de un desplegable, la ubicación, el idioma, la fecha de  grabación… Si no introduces estos datos, la plataforma los rellenará por defecto.

¿Son importantes los subtítulos?

En la pestaña de configuración avanzada puedes encontrar también la opción de subtitular el vídeo, algo muy recomendable si es que lleva algún tipo de narración, ya que por un lado lo conviertes en accesible, mientras que por otro añades contenido mientras le das toda la información de qué contiene a la plataforma.

La primera impresión es la que cuenta: diseña la miniatura

No te imaginas la cantidad de tráfico que se genera simplemente porque a los usuarios les parece llamativa la miniatura de un vídeo y pinchan en ella para ver “de qué va”. Por supuesto, una vez que tienes al usuario en el vídeo tienes que atraparle con contenido de calidad, pero el thumbnail es una oportunidad que no debes desperdiciar para llamar su atención y que elija tu vídeo entre los cientos de estímulos que compiten por llamar  su atención.

¿Cómo puedes conseguir esto? Puedes elegir entre las 3 opciones que te ofrece YouTube por defecto, escogidas entre los frames de tu vídeo, o bien puedes diseñarla tú mismo, con photoshop, gimp o cualquier herramienta que domines y subirla a la plataforma mediante la opción que te ofrece la misma. Puedes subir imágenes de hasta 2 mg de tamaño.

Diseña tu miniatura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados con: Cómo optimizar vídeos para Youtube – la guía más completa en castellano