Etiqueta canonical

La etiqueta canonical se creó en 2009 para gestionar la necesidad de tener contenido duplicado en una página web. Esta etiqueta fue presentada por Google, Yahoo! y Bing y muestra, de una misma web, las URLs canónicas que tienen contenido similar.

Los buscadores penalizan a las web con contenido duplicado; pero, si la necesidad del usuario requiere dos contenidos similares dentro de tu misma página, lo mejor es establecer esta etiqueta canonical y que los motores de búsqueda no puntúen negativamente al sitio web.

Esto no evita los problemas por plagio pero ayuda a tu web a disminuir el impacto a la hora de posicionar las SERPs en los motores de búsqueda.

Abrir Whatsapp