Curación de contenidos

La información que damos al usuario sobre un tema determina el éxito o la caída en picado de nuestro blog, página web, portal o aplicación. Saber de qué estamos hablando es fundamental para saciar su necesidad de conocimiento, aportar datos nuevos o hacer que se entretenga. La curación de contenidos, un término cada vez más utilizado en el marketing online, se encarga de toda esta gestión. ¿Te gustaría saber por qué es tan importante?

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos comienza en el momento en que seleccionamos la información que nos llega. A la hora de escribir sobre un tema vemos todo lo que ya hay publicado en Internet pero puede que el total no se adapte a lo que estamos buscando. Filtrar cada uno de los puntos con el fin de añadir valor al usuario es lo que nosotros, como portal destacado que somos, debemos tener muy en cuenta. A partir de aquí somos los completos protagonistas y, si queremos hacer las cosas bien, es importante que tardemos rato en esta tarea.

Las personas vivimos bombardeadas de contenido. Desde hace algunos años, cualquier cosa que queramos saber está a tan solo un clic en el buscador. Con una competencia que se define por sí sola debemos buscar la manera de quedar por encima de aquel que habla de lo mismo que nosotros. Para un marketing web serio la única forma de ganar es aportando detalles únicos, poco comunes y que sean fáciles de leer. ¿Estás preparado para dar lo que los usuarios necesitan?

Cuaderno para curación de contenidos

¿Para qué sirve la curación de contenidos?

No toda la información que encontramos en Internet es atractiva. En ocasiones ni siquiera se podría decir que es real o que cuenta con un fundamento fiable. La curación de contenidos tiene como fin ofrecer lo mejor que el usuario haya leído sobre un tema hasta el momento. Por lo general no hablamos de crear material desde cero sino de saber qué es importante, qué hay acorde con el blog que llevamos o cuáles son las que darán una experiencia positiva sobre el lector.

Documentarse antes de escribir es la única manera que tenemos de dar todo de nosotros. Actualmente, con la importancia que la firma y el consumidor, necesitamos afianzar todos los datos que han llegado sobre un tema que además, podemos dominar o llevar un poco por la base. Hoy, gracias a Internet, disponemos de todo tipo de material a nuestro favor pero, ¿sabemos realmente cuál es el que merece la pena?

¿Cómo hago una buena content curation?

Una vez que sabemos por encima qué es la curación de contenidos y por qué debemos implementarla en cualquier escrito online que vayamos a hacer, queremos advertir de los pasos para elaborar una buena estrategia. La curación de contenidos es fundamental para alcanzar el objetivo por eso, si llevamos el marketing de un blog o cuentas comerciales en redes sociales, tendremos que empezar a valorarlo. A continuación, te dejamos con los puntos:

Selección de información relevante

Como ya hemos advertido, no todo lo que encontramos en Internet es acorde a lo que necesitamos. Por un lado, puede que estemos ante datos que no tienen ningún tipo de conexión real y por otro, tal vez lo que en el blog que lees sí tenga sentido pero tú debas darle una vuelta para que lo haga en el tuyo. Un buen redactor sabe diferenciar entre aquello de lo que habla todo el mundo y lo que te puede hacer diferente. ¿Lo eres tú?

Filtra la información

Todos esos datos de interés que has recogido deben tener un orden. En esta segunda parte del proceso puede que te des cuenta que hay algo que no encaja o que es mejor que dejes para otra ocasión. Filtrar la información consigue que el artículo esté lo más exacto posible en base a las necesidades de los usuarios. La idea es que cuando éste nos lea se de cuenta de que está ante uno de los portales más exactos que hay en Internet.

Ordenar la información

Hacer grupos de datos con la información clasificada es una manera de redactar mucho más rápido y sabiendo de qué hablamos en todo momento. Conocer el punto que viene después ayuda a que en éste sepamos que es lo que debemos añadir o qué colocar para el siguiente. Cuanto mejor jerarquía tengas, mayor va a ser la exactitud de tu texto y a partir de aquí, la respuesta feliz del usuario. ¿Lo tienes ya? ¡Comienza a darle forma!

Añadir información de valor

Estás haciendo un artículo con toda la información que has recopilado pero, ¿sabes algo sobre el tema que no has visto en ninguna otra parte? Para añadir datos de valor al usuario debemos sorprenderle con cosas nuevas, detalles de los que no tenía ni idea o sobre los que había leído hace tiempo. Cuando hablamos de los embajadores de marca y lo mucho que han evolucionado con las nuevas tecnologías, ¿sabías que Demi Moore fue una de las actrices mejor pagadas de 1996? ¡Pues a esto nos referimos!

Difundir el contenido

Para que haya reacciones sobre un artículo es necesario que llegue a las personas. Difundir el nuevo contenido que has escrito es la manera más rápida de que lleguen a ellos. A través de cuentas sociales, haciendo un emailing a tus amigos o cartera de clientes (en el caso de que ya cuentes con una) tienes muchas más posibilidades de que ese texto que has escrito con todo lujo de detalles reproduzca sus visitas.

Medir los resultados obtenidos

Cuando nuestro artículo se publica en Internet estaremos deseando de ver cuáles son las reacciones conseguidas. Para medir los resultados obtenidos contamos con una amplia variedad de herramientas desde la que nos podemos hacer una pequeña idea de su éxito. Haciendo una buena analítica web estaremos al día de cuáles son los resultados que vamos ganando. ¿Estarán a la altura de tus expectativas? ¡No pierdas la pista!

Beneficios de hacer una curación de contenidos

Hacer una curación de contenidos aporta múltiples beneficios a los artículos de tu blog. Con la información al detalle es mucho más sencillo sacar buenos guiones para redactar y hacer que nuestro portal quede por encima del resto que también trata sobre el tema. Tanto si eres freelance como si perteneces a la plantilla de la empresa, la idea es facilitar el trabajo. A continuación, te dejamos con los puntos principales:

Ampliar conocimientos

Cuando estamos recopilando información para hacer artículos de calidad no solo aportamos al blog para el que se trabaja sino que aprendemos cosas nuevas. Un redactor suele estar bastante documentado pero gracias a la cantidad de datos que almacena de forma diaria, añade datos a lo que ya conocía. Para los de sed insaciable el beneficio va en dos direcciones puesto que ganamos dinero mientras que nos nutrimos.

Visibilidad comercial

La persona que escribe para un portal cuenta siempre con un nombre o una marca a través de la que se da a conocer para el resto del mundo. La visibilidad comercial que conseguimos cuando hacemos buenos artículos es mucho más grande que cuando redactamos por redactar. Gracias a las redes sociales o a nuestro propio porfolio tenemos la oportunidad de dar a conocer nuestro trabajo y a partir de éste, lograr nuevos clientes.

Mayor networking

Cuando hacemos una buena curación de contenidos también nos estamos regalando networking. Las empresas y/o particulares valoran el trabajo bien hecho y si tus redacciones son buenas, las posibilidades de que se hable de ti o ganes una recomendación son mucho más altas. De la misma manera que potencias la visibilidad comercial de tus habilidades también puedes conocer gente que te contrate. ¿No es sencillamente genial?

Mayor número de seguidores

Los seguidores son una forma de definir el impacto que tenemos sobre las personas. Si nuestros artículos son buenos, las empresas que nos contratan hablan del trabajo que hacemos en positivo y hay referencias a los textos redactados por todas partes, ten por seguro que el alcance será mucho mayor. En las redes sociales ver cómo un perfil cuenta con comentarios y reacciones es la ley así que no menosprecies las posibilidades que ofrecen.

Herramientas para la curación de contenidos

Herramientas para la curación de contenidos, ¿realmente me ayudan?

Mientras los RSS han recopilado información de forma indiscriminada durante años, las herramientas para la curación de contenidos tienen otra forma de trabajar. Gracias al filtrado previo solo nos quedaremos con aquella parte del medio que se adapta a nuestros gustos y preferencias. Tanto si somos aficionados al cine como si queremos saber lo último que se está cociendo en el panorama político, existen alternativas para ello.

Desde Buffer hasta Flipborad hay una amplia colección de aplicaciones desde las que podemos vigilar al usuario y ver cuáles son sus puntos de interés. Estas herramientas, como muchas otras cosas que implementamos sobre los artículos y/o blogs que trabajamos, actúan en doble dirección. Por un lado, aporta al lector el filtrado que siempre ha estado buscando y por otro comenta al empresario qué tipo de comportamiento tiene nuestro público sobre la información emitida. ¿Entiendes ahora sus garantías?

Ejemplo de content curation

La curación de contenidos está por todo Internet. Esos portales que redactan artículos sobre los que ya han hecho un filtrado de información son el ejemplo perfecto para este apartado. Por lo general, aquellas web que están en las primeras posiciones y sobre las que no hay ninguna queja en negativo son las que más se han trabajado esta parte del marketing online. Nuestro diccionario de IngenerioSEO por ejemplo, tiene como base algunas de las mejores fuentes de Internet. Si quieres documentación al detalle sobre posicionamiento no dejes de leernos.