Cluster

Trabajar con alguien que comparte un mismo objetivo siempre suma en positivo. Cuando la persona que tenemos al lado conoce la metodología o sabe el punto al que queremos llegar todo resulta más sencillo. El cluster, dentro del mundo del marketing, hace referencia a esto aunque de forma mucho más especializada. Michael Porter, que fue uno de sus percusores, trabajó de forma incansable para que el concepto, llegase hasta nuestros días pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de este término?

¿Qué es el cluster?

Orientándonos en el marketing podríamos definir cluster como esa agrupación de personas o empresas que tienen intereses similares y por tanto, trabajan de cara a un mismo objetivo. Gracias a los conocimientos y recursos de los que dispone cada uno, pueden complementarse hasta llegar a la meta. De esta forma, todo ese trabajo que en principio realiza un solo individuo se comparte para que los beneficios, de entrada, también sean mucho más altos que de costumbre. La cooperación y/o organización se hacen esenciales de cara a la recompensa por eso, se busca eficiencia y buenas estrategias a partes iguales.

Para que esto sea una realidad, es necesario que cada conjunto cumpla con su parte sin necesidad de intermediarios, presiones o seguimiento. Cuando hemos hecho este tipo de acuerdo se supone que queremos un objetivo común y que por lo general, estamos entusiasmados con el proyecto. Todas las partes implicadas cumplen con su función y a la hora de recoger lo sembrado, también van a partes iguales y/o acordadas.

¿Para qué sirve el cluster?

Un cluster tiene como fin firmar una pequeña alianza entre varias partes acordes donde cada uno de ellos aporta su granito de arena. Los conocimientos, la disponibilidad o la manera en la que se trabaja hasta llegar a los objetivos resulta fundamental para que en conjunto, todo salga adelante. La fórmula, ideada para sumar fuerzas aprovechando la especialidad de cada uno de los implicados, ha funcionado durante años y lo sigue haciendo.

A nivel empresarial nos encontramos ante un conjunto que aporta valor al trabajo. Cuando un equipo se reúne para hacer una misma actividad que puede ser compartida por partes, los resultados (si hay buena coordinación entre los miembros del grupo) se multiplican varias veces al día. Para el usuario este cómputo también tiene sus beneficios puesto que, a mayor especialización por parte de cada uno, más alta rentabilidad.

Tipos de cluster

Una vez que sabemos cuál es la filosofía del cluster y de qué manera beneficia a la metodología de trabajo, nos queda conocer cómo dividirlos. A pesar de que en un principio solo había dos ramas bien diferenciadas, con el paso del tiempo y gracias a la especialización de cada uno de ellos, se fueron dando nuevas agrupaciones. A continuación, para los que no lo tienen muy visible, os dejamos con todos los valorados hasta la fecha:

Verticales

Este modelo es uno de los más sencillos que tenemos. Basado en la relación directa entre compradores y vendedores parece como si no se necesitase de un equipo para poder gestionar cada una de las fases. Sin embargo, cuando lo miramos desde el interior, nos damos cuenta de la complejidad y de que, gracias al orden que se establece por cada una de las partes implicadas, conseguimos que el objetivo llegue a buen puerto.

Horizontales

En este apartado nos encontramos con un grupo que comparte los mismos conocimientos, se dirigen a un mercado similar de productos y usan tecnologías o recursos materiales similares. Como base común tienen aprovechar cada uno de sus puntos para llegas hasta la meta que se han establecido. Este modelo, complejo en el momento de la creación, es uno de los más efectivos que tenemos hasta la fecha. ¿Tienes idea de cuántas empresas funcionan bajo esta metodología organizada?

Industrial

En marketing, este modelo de cluster reúne un conjunto de empresas de un mismo campo que se ponen de acuerdo para conseguir el objetivo común. Con el fin de hacerse más grandes y establecer una línea de mejores beneficios, cada uno aporta su parte especializada para hacer frente a la competencia. Las industrias (de aquí el nombre) se formularon así y hoy como sabemos, son bestias gigantes muy difíciles de controlar.

Cadena de valor

Estamos ante el más famoso de entre los clústeres de negocios. La cadena de valor son grupos que compran y venden sus productos o servicios para sacar un beneficio potencial. Por lo general, la proximidad que hay entre el que se hace con la mercancía y los proveedores reduce el coste genérico y a su vez da una renta que cualquier persona quisiera sí. Cantidad de empresas que conocemos funcionan así y es que no hay nada mejor que adecuarse a la oferta y la demanda con todas nuestras herramientas.

Endowment factorial

Dotación factorial a la traducción, se refiere a esas agrupaciones basadas en la teoría de comercio internacional tal y como lo conocemos. Consiste en la idea de poder producir de forma más económica aquellos bienes que en su país de origen son más sencillos de explotar. De esta forma el mercado gana por encima de la media pero los costes a nivel de producción han sido mínimos.

Tecnológico

Cuando tenemos un cluster tecnológico nos referimos a aquellas agrupaciones adaptadas al desarrollo de alta gama o categoría científica. Bien orientados en la economía del conocimiento, suelen tener como núcleo universidades de renombre o entidades fuertes así como muy bien estructuradas. Preferidas de los centros de investigación, suelen llevar cargos de responsabilidad y sacar soluciones finales que perduran en el tiempo.

Cluster como nexo de unión

Beneficios de pertenecer a un clúster

Cuando dos o más personas se asocian con la idea de sacar lo mejor de sí mismas, la posibilidad de éxito es mucho más grande a medio/largo plazo. Cualquiera que haya trabajado en equipo con dedicación, sacrificio y esmero con los mejores resultados como recompensa, sabrá perfectamente de lo que hablamos. Un cluster, de cara a los objetivos comunes, es precisamente esto. A continuación, para los que todavía tienen sus dudas sobre la capacidad de organización, os dejamos con sus beneficios:

Contacto con empresas y/o agentes

El contacto con empresas o agentes que pueden complementar nuestra actividad siempre es mucho más sencillo que si vamos por libre o trabajamos solos. Con el fin de aprovechar la transversalidad unimos nuestras fuerzas para hacer los mejores acuerdos con terceros. Este, que supone una garantía a todos los niveles, es uno de los puntos más comentados a la hora de ponerse mano a mano con el otro. ¡Aprovecha la ventaja!

Buenos colaboradores

Ya no se trata de contratar un servicio con el mejor en su gremio sino de hacer ciertas colaboraciones con las que una empresa pueda conseguir objetivos que ni siquiera ella se había marcado en un comienzo. Encontrar personas con inquietudes similares siempre es un acierto y esto, gracias al cluster se puede conseguir mucho más rápido y sin ningún tipo de complicaciones. ¿Sabes lo que es descubrir? ¡Aquí te sorprenderás!

Ampliar la visión de negocio

Cuando establecemos contacto con otras empresas que aunque hagan lo mismo que nosotros tienen otras visiones, nuestra posibilidad de hacer cosas nuevas se multiplica por infinito. En una realidad compartida pero colocada desde diferentes perspectivas, ambas partes pueden sorprenderse. Ideal para mentes inquietas (y no cuadriculadas) en este punto siempre puedes darte una oportunidad que ni tú mismo te habías planteado.

Acceso a información relevante

¿Cuántas horas empleas para reunir todo lo que necesitas? El acceso a datos relevantes cuando estamos en equipo es mucho más sencillo y podemos organizarlo de mejor manera. Como cabezas pensantes, todos contamos con contactos que nos pueden ser de utilidad. La unión de cada una de esas referencias es lo que hace que la información valiosa esté al alcance de nuestra mano siempre que queramos. ¿A qué esperas para aprovecharte de esto?

Formar parte de una gran organización

La posibilidad de pasar de una pequeña empresa a una gran organización es uno de los mayores atractivos del cluster tal y como lo conocemos. Con independencia de cuál sea tu sector, cuentas con la garantía de unir fuerzas con gente como tú para que, con la voluntad de todos, podáis seguir creciendo. Gracias a las capacidades y el trabajo que se aporta a nivel individual el conjunto se hace con un nombre propio.

Contacto con otro cluster

Entrar en contacto con otros también es una bonita posibilidad. Dentro de estas organizaciones puede haber otras que por alguna razón nos ayuden con los cometidos. Ver la forma en la que ellos trabajar, los objetivos que han conseguido o conocer las capacidades de cada uno nos motiva para ser mejores. Llegados a este punto, todo lo que sea aporte para el equipo se convierte en una oportunidad.

Visibilidad internacional

¿Pensabas que te ibas a quedar en tu propia frontera? Cuando formamos parte de un cluster no hay límites posibles para los que nos desarrollamos desde dentro. Con empresas que trabajan por todo el mundo tú también tienes la posibilidad de ir más allá. Desde aquí, conocer la metodología extranjera, echar raíces en otro país que no es el nuestro e incluso obtener otros contactos de valor, deja de ser parte de un sueño.

Estrategia cluster

Cluster de contenidos, ¿cómo hago una buena implementación?

El cluster de contenidos es una variable bastante interesante de la que no podíamos no hablar. Con el marketing como tema central y con el mundo de los blogs más desarrollado que nunca, la idea de poder «hacer equipo» de cara a los espacios web es algo que ayuda bastante. Con una buena estrategia (de la misma manera que si hablásemos a nivel empresarial) tenemos la posibilidad de abrir nuevos horizontes. A continuación, te dejamos con los puntos principales:

Establecer el tema central

El tema centro debe ser el eje que conecte a todos los demás. Antes de pensar en nada más, el primer ejercicio de conciencia que tenemos que hacer es éste. Ante un blog de temática (dado que somos nosotros los que vamos a tener que editar, escribir y estructurar) se recomienda escoger un tipo de contenido que nos guste. De nada sirve coger algo que esté muy demandado pero que no manejemos. A la larga la actividad se hace pesada y, si no disponemos de presupuesto para delegar, acabaremos abandonando.

Investigación de palabras clave

La investigación de palabras clave para el marketing de contenidos es algo fundamental. La demanda de nichos, que ya no tiene nada que ver con la de hace unos años, logró que la oferta se hiciese cada vez más grande. Ahora, la desmedida competencia a la que nos enfrentamos para casi todas las temáticas conlleva un estudio exhaustivo de los beneficios así como del trabajo que tenemos que realizar. Con las keywords el camino hacia el objetivo siempre es mucho más recto.

Redactar blogs cluster

Ya cuentas con varios blogs que se van a relacionar entre sí. Ahora, después de haber hecho un estudio de palabras clave, establecer ciertas jerarquías y organizar la tarea diaria solo nos queda redactar. De la misma manera que lo has estado haciendo en tu blog personal durante todos estos años, también lo harás aquí pero con una diferencia que no te puedes saltar: ¡el material no se puede repetir!

Este punto es el más importante del esquema. Cuando hacemos un cluster de blogs debemos saber que bajo ningún concepto podemos colocar contenido duplicado. Las exigencias de Google con respecto a esto son bastante claras y, si nos da por saltarnos la norma, podemos sufrir serias consecuencias. Si queremos hacer las cosas bien, de la misma manera que lo hemos hecho hasta ahora, será mejor que nos tomemos esto muy en serio.

Página del pilar

Aunque tengamos ya la orden de contenidos establecida es importante que redactemos una página del pilar. Desde aquí haremos referencia al resto de escritos para que el usuario pueda seguir una pequeña estructura. A modo de guión, se recomienda que tenga un mínimo de tres mil palabras y que abarque de manera superficial todos los temas que va a abarcar el blog. De cara a la posicionamiento supone grandes beneficios.

Enlaces internos

Los enlaces internos entre blog cluster y página del pilar son la idea con la que hemos redactado esta última. Sin caer en el exceso y con una ruta bien definida, la idea es que el usuario pueda navegar desde el inicio saltando hacia los temas que son de interés. Con esta metodología no solo enriqueces la experiencia de quien te lee sino que además le estás dando los pasos a Google para que te indexe cuanto antes. ¿Entiendes ahora el por qué de hacer las cosas bien?

Ejemplo de cluster de contenidos

Aunque podríamos dar un ejemplo de cluster en general (y tal vez fuese mucho más fácil) nos centramos en el de contenidos para que se puedan ver las referencias con nuestra web. En IngenieroSEO tenemos una página pilar que nos lleva hacia el resto de apartados que hay en el portal. De esta forma, si queremos saber qué es un Keyword research solo con pinchar en este enlace, tendremos lo que estamos buscando. La cantidad de beneficios para una empresa o blog en general son innumerables.