Buyer Journey

¿Cuántas veces cambia la opinión de un usuario sobre tu producto antes de comprarlo? En 2015, Hubspot aseguraba que el 96% de las personas que visitan una página por primera vez no se hacen con la mercancía. La desconfianza, no conocer la marca o no tener referencias sólidas sobre lo que se vende pueden ser algunas de las razones más rápidas pero también hay otros factores. El Buyer Journey, como elemento esencial que distingue las visitas de los clientes potenciales, puede ayudarnos a explicar muchas cosas.

Con el BOFU como paso final para establecer la compra, todas las empresas necesitan comprender cuáles son las acciones que hacen que la persona efectúe el pago o no. Lejos de valorar que cada uno de nosotros tiene una forma de pensar o de relacionarse con el mundo, existen algunos aspectos que son comunes casi en el 90% de todos los individuos sociales. Sabido esto, ¿de qué forma un usuario cualquiera se convierte en consumidor?

¿Qué es el Buyer Journey?

Podríamos definir el Byer Journey como el proceso en el que una persona aparece como posible comprador hasta que se hace con el producto. Aunque desde aquí lo vemos como algo que ocurre en un pestañear, se trata de un largo recorrido que no todo el mundo termina. Según los comportamientos, las empresas elaboran un estudio de situación sobre el tipo de búsquedas hace el usuario o la manera en la que llega hasta nosotros. Gracias a estos datos es conscientes de sus puntos fuertes así como de las debilidades que le hacen vulnerable.

Para la compañía, una de las metas a perseguir es ver cómo la persona que va a comprar un producto lo hace de forma sencilla y sin ningún tipo de conflictos. Ciertamente cuantas más facilidades pongamos para el usuario en este aspecto mucho antes va a pensar en hacerse con nuestros contenidos. Con la competencia diaria que vemos online, no podemos «hacer trabajar» al interesado. ¿Tienes idea de cuántos salen corriendo por esto?

¿Para qué sirve el Buyer Journey?

Con el fin de mejorar el proceso de compra o la contratación de servicios, el Buyer Journey tiene como fin conseguir un aumento sustancial de las conversiones. En ocasiones ponemos todo de nuestra parte pero aun así dejamos el objetivo demasiado lejos de la meta. Esto, que no siempre tiene por qué ser culpa nuestra, desmotiva bastante a quien pasa horas haciendo análisis sobre algo que se le escapa pero, ¿realmente se pueden lograr los objetivos?

Hoy, gracias a la cantidad de herramientas que tenemos, conocer cuáles son los puntos que debemos mejorar para que las compras sean un hecho es más sencillo que nunca. A pesar de ello, también contamos con una competencia bastante alta que seguramente haga lo mismo que nosotros. En cualquier caso, el fin del «comprador de viaje» es aumentar las ganancias de cualquier negocio para el que estemos trabajando y por supuesto, seguir creciendo como modelo de comercio. ¿Lo has puesto tú en marcha ya?

Fases del Buyer Journey

Como proceso de compra que está a la espera de un final, el buyer journey es cuenta con tres fases diferenciadas y muy bien organizadas. El objetivo desde aquí no es otro que ofrecer el mejor contenido posible para cada una de las etapas por las que va a pasar el usuario que conoce nuestro producto y podría llegar a hacerse con él. A continuación, para que veas los distintos estados, te dejamos con su división:

Descubrimiento

El cliente tiene una necesidad. De repente piensa que estaría bien X (perder peso, por ejemplo) y busca algo que le ayude con eso que ahora mismo es el centro de su mundo. Comienza a buscar opciones o a hacer consultas que le sirvan de consuelo. Como si nada, de entre toda la maraña que hay online, da con tu sitio web que es perfecto para este tipo dilemas. ¡Tenemos un nuevo lector! Alguien que acaba de llegar pero que no sabemos si va a quedarse….

Consideración

¡Ya sabe cuál es su problema! El cliente tiene claro que quiere adelgazar y ha dado con un blog donde los consejos de salud son bastante positivos. Se queda un rato paseando por los contenidos para ver qué es lo que ofreces y cómo puede él sacar partido de esto. Desde aquí debemos contar con artículos, cursos o fórmulas que le digan que no hay ningún sitio en Internet como el que nosotros llevamos. ¿Podrás capturarle a través de un lead magnet?

Decisión

Estamos en la etapa final del Buyer Journey. Tenemos que dar al cliente una solución, la esperanza de que aquí ha encontrado todo lo que necesitaba para terminar con su angustia. En tu mano está ofrecer una transformación a lo que ahora mismo está viviendo. Si quiere adelgazar como hemos puesto de ejemplo, ¿qué tal darle un libro de recetas saludables con las que empiece a comer mejor? ¡Seguro que acepta la propuesta!

¿Por qué este concepto es tan importante para el marketing digital?

El resumen del marketing digital de nuestros días son las ventas. Que el usuario compre el contenido que tenemos es la fase final de cualquier proceso o estrategia que elaboremos. El buyer, que nos sirve para determinar los estados por los que pasa una persona antes de sacar la cartera, se convierte en un guía importante para que los objetivos que nos hemos marcado acaben siendo un éxito. ¿Comprendes ahora por qué hay que tenerlo en cuenta?

Disponer de los contenidos adecuados para que el usuario se sienta en nuestra página web como en casa es otra de las metas que tenemos que marcarnos como empresa. El marketing, que es el conjunto de todas esas herramientas que nos hacen falta para captar la atención del visitante, tiene muchas formas posibles. Utilizar las estrategias y los conocimientos para conseguir nuestras metas es otra parte más del proceso.

Ejemplo del Byer Journey

Cada marca que conocemos podría ser un buen ejemplo de Buyer Jorney. Con un contenido u otro, la fase final de lo que hacemos es vender lo que trabajamos. Las personas llegan hasta nosotros como visitantes que no saben si van a tener lo que buscan, hacen una pequeña exploración alrededor de lo arrojado y desde aquí deciden si lo que ven, leen o escuchan se ajusta a sus deseos. ¿Cumplimos con los propósitos que tiene en su cabeza? ¿Después de dar muchas vueltas finalmente se ha hecho con el producto? Entonces sí, hemos completado las fases.

Este diccionario de términos que estamos haciendo en IngenerioSEO por ejemplo, tiene como misión satisfacer la curiosidad de los lectores. Ellos, que seguramente quieran conocer más sobre el mundo de Internet, los negocios o el posicionamiento web, tendrán a su disposición toda una lista de uso común. La idea es que cuando lleguen hasta aquí no tengan que salir de la página para completar su lectura general. ¿Lo captas?