Branded content

Cuando pensamos en nuestra prenda favorita o en aquello que probamos y que tanto nos gustó, sin querer nuestra cabeza proyecta una imagen de lo que nos representa. Desde el recuerdo hasta una sensación son completamente factibles para captar el interés. El branded content, como concepto para que el usuario pueda hacerse sus propios esquemas mentales del artículo, resulta esencial a todos los niveles.

Las imágenes que sirven como referencia para recordar un contenido o poder explicarlo, son fundamentales para cualquier ámbito de nuestra vida diaria. Para todos es mucho más sencillo pensar en algo que ya tiene forma a tener que hacernos una idea de otra que no lo es. Incluso cuando leemos un libro (pero se entiende que no hemos visto a los personajes) nuestra imaginación se moldea a través de siluetas que ya conocemos y que se han establecido en nuestra cabeza por algún tipo de experiencia. ¿Te gustaría saber por qué la semejanza es tan importante?

¿Qué es el branded content?

Por definición el branded content es el conjunto de elementos que representa una firma en cuestión. A partir de la imagen que proyecta nos hacemos una idea de lo que quiere transmitir o de cuáles son sus intenciones con el usuario que la ha encontrado. Este concepto, aplicado a las marcas desde sus cimientos, abarca cantidad de aspectos donde lo visual, el nombre o el lenguaje de comunicación que utiliza forman una misma cosa.

El contenido de marca, de la misma manera que el embajador de ésta, puede influir notablemente en las emociones y reacciones que un usuario tiene antes de proceder a la compra. En los tiempos que corren, el marketing ha tenido una evolución bastante importante hacia lo que produce en las personas antes que para hacer números. Antes, de una forma mucho más arbitraria, la idea era conseguir conversiones (algo que actualmente también se establece como fin pero no como objetivo único) a cualquier precio. Ahora, a título de permanecer en el tiempo, el enfoque se hace de forma distinta.

Ositos de gelatina como branded content

¿Para qué sirve el branded content?

Si bien el branded content tiene como utilidad principal transmitir al público qué es lo que define la marca tal y como nosotros la leemos, lo cierto es que a la hora de sus usos tiene dinámicas diferentes. Gracias a la opinión popular y a la manera en la que se establecen las relaciones alrededor de ella, el consumidor es libre de decidir si le gusta o por el contrario, lo que ofrece la competencia es mucho mejor.

La imagen ayuda a posicionar la marca pero quien decide sobre ella es el consumidor. Éste, que después de haber probado los productos querrá dar su opinión (hoy además, algo bastante sencillo gracias a Internet) determina el puesto que tiene respecto al resto de firmas que hacen lo mismo que ella. Los valores definen la filosofía de una empresa en su totalidad y ésta se determina a su vez en la respuesta que recibe del público. ¿Comprendemos ahora mejor el concepto?

Características del contenido de marca

Una vez que sabemos qué es el branded contect y la importancia que tiene para cualquier firma que lo trabaja en sus contenidos o productos, lo siguiente será ver qué tipo de características reúne este concepto y por qué se le da una relevancia única a la hora de hacer cualquier promoción. Con idea de afinar más la definición anterior y que quede todo un poco más claro, os dejamos con algunos puntos fundamentales:

Valor de marca como objetivo

Las cualidades intangibles de la marca es lo que persigue este contenido. Aunque existen muchas similitudes con el Brand Ambassador a la hora de la práctica no tiene nada que ver. A nivel de promoción sí que podemos usar spot publicitarios o relacionados pero esto, lejos de ser lo que busca el concepto, se convierte en una forma de llegar al usuario para después mostrar nuestra verdadera realidad. ¿Acaso no sabías que hay cosas más importantes?

Crear impacto

Aunque la conversión también es uno de los fines del brand content su filosofía va mucho más allá de los números, las ventas o todo lo que tenga que ver con el beneficio monetario. Crear impacto o generar conversación son algunos de los puntos que más le interesan puesto que los datos van y vienen pero si algo está revolucionando el entorno tiene el doble de posibilidades para permanecer en el tiempo. ¿Prefieres ser el juguete de temporada o aquel que recuerden como el que necesitan para divertirse?

Valor añadido para el usuario

La publicidad de la imagen de marca no es la convencional. Mientras otras firmas la tienen como un precio a pagar por «estar en la honda» aquí se crean los contenidos para el consumidor. Aquello que le satisface, con lo que se siente bien y que le gusta de verdad es lo que la entidad va a trabajar. Lejos de ser agresiva y de tener como objetivo único persuadir para la compra, lo que se busca es entretener para permanecer en el tiempo.

Apelar las emociones

El branded content no quiere hacerte ver que el producto que tienes delante es mejor que el de la competencia sino que trata hablar de las emociones como protagonistas de la escena. A la marca no solo le interesa que estés contento con su artículo sino que además busca establecer una relación a largo plazo con esos usuarios que han quedado satisfechos y que volverían a repetir la experiencia. Una vez más lo que importa no son los números sino las emociones que se provocaron en el sujeto.

Uso del storytelling

Contar una historia y compartirla con el usuario. El contenido de marca trata establecer una relación donde el inicio, el nudo y el desenlace de lo que está hablando sea algo recíproco. No quiere lanzar spot publicitarios con la idea de vender el producto (aunque el concepto real sea éste) sino que prefiere el tú a tú con la persona que ha confiando en su proyecto, tiene en cuenta la base del producto y cuáles son sus intenciones. Sin duda estamos ante la idea de marketing en su sentido más profundo.

Varios canales de promoción

Cualquier producto que haga uso del branded content tiene varios canales de promoción desde los que puede llegar al usuario interesado. Lejos de agarrarse a la publicidad convencional donde la televisión o los periódicos son la herramienta clave de todo, éste prefiere aparecer de forma indirecta en una serie streaming, mientras te pasas tu videojuego favorito o cualquier otra opción que se salga de la norma. Desde aquí, no solo no es invasivo sino que aparece cuando haces algo que te gusta.

Contenidos co creados

Cuando hacemos uso de esta forma de promoción el contenido también puede estar ya creado por un tercero que nada tiene que ver con la marca. De mutuo acuerdo, pueden aparecer en películas o contactar con directores de cine que les formulen sus propias historias. Los anuncios de Estrella Damm por ejemplo, son spot populares con rostros conocidos sobre los que se ha hecho un storytelling en toda regla.

Felicidad como branded content

¿Por qué debo aplicar el contenido de marca a mi empresa?

Cuando nos hemos metido en un negocio o acabamos de desarrollar una marca que puede dar forma a la idea que tenemos en nuestra cabeza, localizar canales de difusión o elaborar estrategias desde las que nos demos a conocer puede llegar a ser un verdadero rompecabezas. Si bien es una parte apasionante del trabajo, cuando tenemos tanto por hacer lo único que queremos es encontrar la manera de ser productivos cuanto antes.

El branded content, aplicado a cualquier modelo de negocio que se te ocurra, es una oportunidad de hacer algo distinto y con muy buenas garantías. Gracias al concepto de lo diferente y a tener la experiencia del usuario por encima de cualquier conversión, podemos conseguir resultados realmente interesantes con nuestra idea de proyecto particular. A continuación, te dejamos con algunos puntos que lo hacen único:

Publicidad no invasiva

¡La reina de todos los salones! La publicidad no invasiva que practica el contenido de marca es uno de los atractivos más fuertes que puedes dar a tu firma. Mientras otros solo buscan vender o hacer conversiones con persuasiones de compra, aquí no existe esa idea terrorífica de avasallar a quien confía en nosotros. Branded es compartir, vivir una experiencia y contar historias. ¿Quién no quiere eso para su día a día?

Conexión emocional con la marca

Cuando una firma te ofrece lo mejor que tiene sin «obligarte» a comprar nada de lo que saca, la conexión que el usuario tiene con ella es inmediata y completamente emocional. En un mundo donde la frivolidad es la carta de presentación de muchos, aquí nos encontramos como en casa y sentimos que somos parte de algo. Gracias a este nuevo concepto algunas personas vuelven a confiar en la publicidad como herramienta de entretenimiento.

Potencial viral

El branded content es hoy uno de los formatos más compartidos dentro de los nuevos medios de comunicación. El público que siente una conexión especial con aquello que se le ofrece, no tiene ningún reparo en disfrutar con sus amigos y conocidos aquello que les ha gustado. Para muchas marcas que no encontraban la manera de despegar ésta ha sido una oportunidad única con la que sus productos además de consumirse, cuentan con una publicidad indirecta gracias a la interacción de quienes lo han probado. ¿No es sencillamente perfecto?

Posicionamiento de la marca

El posicionamiento que se hace de la marca no requiere de ningún tipo de técnica. El contenido compartido ya ha hecho sus deberes y ahora, como el usuario se siente parte del producto, es quien se encarga de dar visibilidad a lo que tú concibes como tuyo. De alguna forma, la estrategia del desinterés ha funcionado y el proyecto se mueve solo y con mejor soltura que la que podrías haberle dado por individual. ¡Aprovecha todas las oportunidades que se te pongan por delante!

Potencia los registros

El branded content potencia los registros de forma única. Nos encontramos ante un modelo de publicidad que no molesta pero que está ahí. Si vemos una marca X en una película o en esa serie que seguimos pueden entrarnos ganas de consumir cierto producto. Cuando en las cintas estadounidenses salen esas latas de cerveza con nombres que no has visto por ninguna parte, ¿no piensas en el sabor que tendrán? Pues a eso nos referimos…

Fidelización de clientes

Cuando un producto está ahí pero nadie nos está diciendo que lo compremos aumentan nuestras ganas de tenerlo en casa para nosotros. En ocasiones, el persuadir de las marcas es precisamente lo que echa para atrás a los que tal vez podrían haber disfrutado de tu artículo. Las personas, que necesitamos espacio para todo, no gustan de tener a nadie detrás ni siquiera cuando hablamos de algo que nos interesa. Si dejamos al receptor tranquilo y libre ante cualquier contenido lo más seguro es que él acabe pidiéndolo.

SEO para branded content, ¿cómo podemos sacarle partido?

El contenido de la marca posicionará solo de por sí. Si tu firma se da a conocer o alguien hace una búsqueda correcta sobre ella tu resultado será el primero. Por ejemplo, IngenieroSEO como agencia, solo necesita que se coloque el nombre exacto en el buscador para que las serps lo coloquen en la fila de inicio. Esto hasta aquí, si hemos registrado una firma en algún momento, es legible por todos pero, ¿hay otras maneras de sacar partido al branded content con el SEO como referencia?

La información que des sobre el nicho que trabajas es una manera de hacer SEO sobre nosotros mismos. Si tenemos una agencia de marketing o que hace páginas web a otras empresas, desarrollar una estrategia de contenidos con este nicho es una manera de llevarnos de calle a los interesados. Cualquier persona que haya llegado hasta tu página web sentirá curiosidad por saber más sobre programación, posicionamiento en buscadores o cualquier otra cosa que esté relacionada con el mercado a partir del que te has hecho un nombre.

Por lo general, el usuario que ve un blog con contenido fresco y de alto interés volverá a éste para ver cuáles son los nuevos artículos que has escrito. Si el tema que trabajas te apasiona no te resultará nada complicado agregar datos relevantes, detalles curiosos o pequeñas fórmulas que hayas probado. Cuando alguien hace las cosas desde dentro se nota y los consumidores ven en esto un potencial con el que siempre van a contar. ¿A qué esperas para darles lo que buscan?

Nike es un perfecto ejemplo de branded content

Ejemplo de branded content

Son muchos los ejemplos que podríamos dar de branded content en la actualidad. Por todas partes nos encontramos con marcas o productos que son mucho más que el artículo que promocionan. Desde zapatillas de deporte hasta cereales para desayunar, el abanico para elegir es bastante amplio. La idea de conseguir una relación emocional con el consumidor es lo que ha provocado que éstas se diferencien de las otras incluso cuando ofrecen lo mismo.

Nike, por centrarnos en algo concreto, es un ejemplo sólido en el mundo deportivo. Con logo de diseño curvo pero sencillo (tomando además, el nombre de la diosa griega de la victoria) nos encontramos con una marca para la que las zapatillas o sudaderas son solo una parte más de lo mucho que significa en su mundillo. Con representación por todas partes, actualmente ni siquiera necesita hacer spot publicitarios aunque contar con ellos como bien sabemos, forma parte de su estrategia de marketing.