BOFU

¿Por cuántos estados pasa tu producto antes de convertirse en la compra de alguien? Lejos de pensar que el usuario va a abrir nuestra ecommerce y llevarse lo primero que ve, son varios los pasos que se dan antes de añadir a la cesta eso que nos ha gustado. La valoración, el precio o conocer detalles adicionales acerca del contenido son algunas de las cosas que el receptor tiene en cuenta antes de lanzarse a la piscina. El BOFU, como parte fundamental del ciclo de venta, es la que debemos tener más clara. ¿Te gustaría saber de qué se trata?

¿Qué es el BOFU?

BOFU es el paso final en cualquier ciclo de venta. Como cierre, también es la parte más estrecha del embudo que define el proceso de compra. Los usuarios que han llegado hasta aquí son personas realmente interesadas en nuestro producto o la firma que llevamos. Para los clientes nuevos, la entidad tiene que hacer un esfuerzo mayor puesto que estamos en la cúspide de la conversión. A pesar de que algunos cometen el error de creer que ya está todo hecho, debemos tener mucho cuidado puesto que cualquier paso en falso puede espantar al objetivo.

Para cualquier proceso de venta el bottom of the funnel es el paso último que hay que dar. Sin ser el único (TOFU, MOFU son los otros dos) denotar el interés real de la persona por aquello que promocionas. Solo los que llegan hasta aquí son un sí para el servicio y, de gustarles la experiencia, cliente en funciones. Para que el resultado sea positivo en todos los aspectos puedes agregar manuales de uso o descuentos para adquisiciones futuras.

El BOFU es el último paso de la venta

¿Para qué sirve el BOFU?

El BOFU sirve para que el usuario termine de decidirse sobre si quiere o no comprar el producto. Como punto crítico de cualquier venta, las empresas gastan sus cartuchos a fin de hacerse con esa conversión que tanto desean. La visión comercial que tengamos aquí será quien decida si ese visitante termina siendo cliente o un simple pasante más que no llega a cuajar con lo que vendemos.

Una estrategia de marketing elaborada y orientada a los objetivos finales que queremos conseguir es la mejor forma de llegar hasta ese usuario que está indeciso. El producto, aunque cuente con una buena promoción de inicio, puede crear dudas cunado no se conoce. Escuchar a los clientes, ponerte en su lugar y mirar la forma en la que llegan hasta a ti te hará el camino mucho más sencillo de andar. ¿Lo tienes todo bajo control para tu nueva aventura?

Ofertas Botton of Funnel, ¿cuál es la clave del éxito?

Las ofertas Botton of Funnel son el grueso de cualquier producto o servicio que queramos vender. Captar al usuario que nos visita para que se haga cliente es el paso más complicado en el que vamos a trabajar y por ello debemos hacer todo lo posible para conseguir que éste se quede. A partir de una estrategia cuidada y con contenidos que estén relacionados con el producto, la tarea se hace mucho más sencilla pero, ¿qué características deben tener los anuncios de mi propuesta? A continuación, te dejamos con los puntos clave:

Promoción intensificada

Sin dar «la paliza» al usuario, tenemos que hacer que la oferta se intensifique al máximo. La persona que ha llegado hasta aquí no está por casualidad, ya ha mostrado un interés previo en el producto o servicio que se está prestando y es esto lo que nosotros debemos aprovechar. De forma natural, al individuo le tiene que quedar claro que éste es el artículo que necesita y no cualquier otro similar que vea en la competencia.

Alineación de las partes del proceso

El BOFU solo es el paso final de un proceso. Para que el usuario llegue hasta el producto que vendemos antes tiene que recorrer otros dos apartados que no son menos importantes. TOFU, como inicio de la cadena y MOFU en un nivel intermedio, hacen de antesala perfecta para cumplir el objetivo. Conseguir una continuación real de cada una de las partes ayudará a que la persona no se pierda de cara a la conversión.

Oferta práctica

¡No te andes por las ramas! El mensaje de la oferta debe ser directo y con toda la información necesaria para que el usuario vea que está en buenas manos. De nada sirve explicar cosas que no tienen sentido o que vienen intrínsecas en el contenido que vendemos. Con una competencia feroz casi para cualquier forma de negocio, tenemos que ser exactos y conseguir el impacto de quien mira. ¿Te ves capaz de hacer algo así?

Beneficio tangible

Cuando una persona ha llegado hasta el BOFU debemos mimarla más que nunca. Con la cantidad de alternativas que habrá como la nuestra, que alguien muestre interés final en el producto que vendemos es como un regalo. Ser lo más explícito posible así como poner a disposición todo tipo de material relacionado es una buena forma de convencer al individuo sobre lo que tiene delante. Una pequeña «recompensa» o la posibilidad de descargar parte del contenido que va a comprar, le dará la confianza suficiente como para que el sí esté más cerca que nunca.

Contenidos específicos

Con la oferta definida, elaborar una estrategia de contenidos relacionados con el producto es la mejor promoción que podemos dar del servicio. Algunos de los que están en tu espacio pueden saber de ti desde hace tiempo pero otros habrán llegado por casualidad. Si pones interés en tu marca y explicas detalles sobre el servicio que quieres vender, las posibilidades de compra en ambos casos serán mucho más altas. ¿Hay algo que creas de vital importancia para los visitantes? ¡Anímate a explicar cualquier cosa con la que queden sorprendidos!

BOFU aplicado al SEO

BOFU aplicado al SEO

El posicionamiento SEO de cualquier BOFU debe estar orientado al producto que vendemos. Si disponemos de un curso de marketing para empresas actualizado, lo ideal es buscar aquellas palabras clave por las que el usuario llegará hasta nosotros. Por otro lado, la estrategia de contenidos en el blog o la página web debe estar relacionada con este tema. De nada sirve escribir sobre programación de aplicaciones cuando no es nuestro servicio.

Con el fin de captar LEADs para hacer conversiones, tenemos que estudiar cuáles son los intereses del usuario, de qué forma llegan hasta nuestra página web y qué pretenden encontrar cuando compran un temario como el que estamos vendiendo. Todo lo que analices de forma previa te vendrá bien no solo para elaborar futuras estrategias de contenido sino para saber el tipo de público al que gustas. ¿Acaso no es lo que necesitamos todos?

Ejemplo de Botton of Funnel

Cualquier servicio o producto que compras en Internet podría ser un buen ejemplo de BOFU. Necesitas un curso de marketing digital para actualizarte en tu empresa y como cualquier otra cosa para la que consultas en Internet, te vas al buscador para valorar cuáles son los que hay. Una vez que te decides por uno, en el proceso de compra final está lo que conocemos como Botton of Funnel. Como ves, has hecho esto más veces de las que pensabas.