Blended Marketing

Como concepto, la mercadotecnia lleva en activo desde los inicios de la publicidad. Con el fin de captar la atención del usuario se han diseñado todo tipo de estrategias que, con las nuevas formas de comunicación, han sabido adaptarse a los tiempos consiguiendo resultados muy por encima de los objetivos. El Blended Marketing, a razón de la era digital, gana bastante protagonismo y son muchas las empresas que quieren aprovechar al máximo sus innumerables virtudes.

¿Qué es el Blended Marketing?

Llegados a este punto Blended Marketing podría quedar definido como la perfecta combinación entre las técnicas de promoción tradicional y las configuradas con la llegada de Internet. Las empresas, que tienen que adaptarse a la nueva realidad que les habita, usan lo online para que sus productos tengan una visibilidad mayor pero, ¿qué hay de aquellas herramientas que dieron origen a todo lo que hoy tenemos acceso?

Si bien hoy todo lo hacemos de forma virtual, encontrar un punto medio entre el arte convencional y el que ha venido después, es una forma de conseguir más usuarios interesados en el producto que trabajamos. Estudiando el mercado al detalle y mirando cuáles son sus posibilidades reales, la oportunidad de expandir cualquier idea o concepto e el que pensemos se hace mucho mayor. ¿Te atreves con ello?

Contenidos de Blended Marketing

¿Para qué sirve el Blended Marketing?

Una de las utilidades más interesantes del Blended Marketing es la segmentación de público en la publicidad de cualquier producto. Con la mercadotecnia convencional los anuncios eran complicados de clasificar (para entender esto solo tenemos que pensar en cualquier spot de televisión) pero ahora, gracias a los nuevos recursos y el análisis que hacen del entorno, todo parece mucho más sencillo de comprender.

Conocer cuál es nuestro público potencial y la manera en la que podemos llegar a él se ha convertido en una de las misiones que este término tiene por bandera. Aplicar las técnicas adecuadas requiere horas de estudio y observación de la competencia directa. Solo de esta manera podremos hacer que el producto que trabajamos llegue a quien está interesado en él y no pasee por los escenarios de forma genérica.

Beneficios del Blended, ¿qué ha hecho por el marketing?

Esquematizar las estrategias con las que vamos a trabajar en nuestro negocio es uno de los pasos en firme que hay que dar cuando no conocemos el mercado o simplemente hemos llegado hace poco. Gracias al análisis previo que se hace de todos los posibles las garantías de éxito son mucho más elevadas. El Blended Marketing, apostando por esa línea que separa lo convencional de lo moderno, lleva años favoreciendo cada uno de los productos sobre los que se ha implementado. A continuación, te dejamos con algunos de sus beneficios:

Mayor visibilidad del producto

Cuando mezclamos lo tradicional con las últimas tendencias tenemos el doble de posibilidades de poder alcanzar los objetivos que nos habíamos propuesto. Cualquier persona que trabaja en un producto o servicio que quiere vender trata llegar al mayor volumen de público. La visibilidad del contenido (sobre todo con tanta competencia) no es sencilla pero sí apasionante cuando vemos que lo hemos conseguido.

Confianza inmediata

Con el Blended Marketing la confianza que se genera sobre el usuario es mucho más sencilla que cuando nos solo trabajamos en una sola dirección. Si apuestas por lo tradicional aquellas personas que no saben mucho sobre Internet o nuevas tecnologías verán que también has pensado en ellos. Por otro lado, cuando hacemos uso de redes sociales o envío de emailing estamos captando la atención de la generación de hoy. ¡En el juego de combinados está la clave del éxito de muchos negocios!

Mayor volumen de público

Si trabajamos una estrategia en dos direcciones existe una mayor posibilidad de llegar a personas que se interesen por nuestros productos. El Blended por definición, combina dos tipos de marketing por lo que estamos ante un concepto que nos ayuda en este aspecto. El público, que será quien valore lo que vale (o no) tu mercancía debe enterarse de que existes así que cuantos más canales de promoción hagas, mucho mejor.

Reconocimiento global

Hacer promoción de los productos por diferentes canales consigue un reconocimiento global. Cuando nos centramos en una única vía de comunicación el público al que vamos a llegar será mucho más limitado (básicamente el que haya visto tu anuncio a través de ese apartado) Sin embargo, si expandimos las alas hacia otras formas de publicidad, las garantías se hacen mucho más efectivas. ¿A qué esperas para probar diferentes métodos?

Comunicación constante

Cuando una persona ve un mismo anuncio a través de dos canales diferentes sabe que quien está detrás trabaja mucho la estrategia de promoción. La visibilidad de un contenido tiene muchas aristas y, a fin de realizar un contacto constante con quien nos mira, debemos buscar otras vías de comunicación para que la publicidad del producto cuente con todo lo que se merece desde el primer momento en que la ponemos al descubierto.

Contacto real con los clientes

El contacto que hacemos con los clientes a través del Blended Marketing es mucho más efectivo. Ante la posibilidad de que nos vean por dos sitios distintos, el número de interesados puede crecer bastante. Cualquier usuario que observa los canales de promoción y ve que se habla de un mismo contenido, tendrá mucho más confianza en la persona que hay detrás del producto en cuestión, ¿no te parece?

Creatividad Blended Marketing

¿Cómo elaboramos una buena estrategia de marketing mixto?

Una buena estrategia es lo que conseguirá que alcancemos los objetivos. El marketing mixto, que está orientado a las diferentes formas de promoción que podemos adoptar, cuenta con una serie de parámetros que hacen la tarea mucho más sencilla para cualquiera de nosotros. Dicho esto, a fin de que conozcas los puntos que hay que tener en cuenta, te dejamos con cada uno de ellos al detalle:

Definir el objetivo

Cualquier estrategia de Blended Marketing que se precie comienza con la definición del objetivo. ¿Cuáles son tus metas? ¿A qué tipo de público está orientado tu producto? Estas preguntas, lejos de ser repetitivas, forman la base de cualquier negocio en el que te metas a trabajar. Cuando hacemos promoción por diferentes canales el final del mensaje debe ser le mismo puesto que no podemos confundir al receptor. ¡Estudia qué quieres transmitir!

Combinar las 4 P del marketing on/offline

El marketing debe estar orientado a las personas. Las cuatro P (producto, precio, promoción, punto de venta) del Blended hablan de «cosas» con el fin de que la relación empresa/cliente sea lo más efectiva posible Conocer la materia con la que trabajamos es una de las formas más rápidas de llegar al objetivo. A continuación, te dejamos con estos cuatro puntos de interés:

Predicciones modeladas

Estudiar el comportamiento de los usuarios nos ayuda a valorar qué les gusta. No podemos olvidar que nuestro producto se enfoca en un determinado tipo de público y para que queden satisfechos debemos saber exactamente qué están buscando. Para los negocios online la analítica web es la herramienta perfecta. ¿Sabes la cantidad de datos que se pueden sacar de estos códigos de seguimiento?

Personalización

Una vez que conocemos al usuario debemos ofrecerle aquello que desea. Adaptar el precio, el producto e incluso la publicidad que hacemos del mismo marcará la diferencia sobre si se queda con él o simplemente es un pasante que lo observa de cerca sin más. A todos nos gusta recibir información sobre aquello que nos interesa y ahora, con la cantidad de anuncios que hay de serie, que se centren en uno es lo más importante.

Peer to peer

¿Recuerdas aquellos programas de descarga en el que te hacías con las canciones de un disco al completo gracias a que otro usuario lo había colgado en su panel? En el Blended Marketing compartir entre personas se ha convertido en una ley. Con la cantidad de sitios nocivos que hay en Internet muchos confían más en ese amigo que recomienda algo o que ya ha probado el producto en cuestión.

Crear un ambiente de confianza alrededor del usuario es una manera de llevarlo al terreno que nosotros queremos desde un primer momento. Nadie va a gastar su dinero en algo de lo que no tiene referencia alguna. Sociabilizar las acciones de marketing es una necesidad si queremos sacar la máxima rentabilidad de nuestros productos. ¿Acaso tú no buscas opiniones y/o reseñas en Internet antes de comprar el contenido?

Participación

Desarrollar una comunidad de usuarios donde se cree un vínculo en relación al producto que vendes no es ninguna idea descabellada. Si antes hablábamos del Peer to peer y la necesidad de una referencia para la compra, ahora ha llegado el momento de ponernos manos a la obra con esto. Las redes sociales, que son el medio de comunicación más utilizado en la actualidad, puede ser un buen comienzo. ¿Sabes crear un grupo de Facebook? ¡Ya tienes la primera piedra de tu pequeño conjunto de usuarios!

Elegir los medios de comunicación

Una vez que tenemos el perfil del consumidor definido, lo siguiente es elegir esos medios de comunicación a partir de los que vamos hacer nuestra promoción. A pesar de lo mucho que hemos hecho hincapié en «cuanto más sitios mucho mejor» lo cierto es que para algunos productos conviene escoger y diversificar. Hacer un estudio general de todos los que hay consigue que demos con ese hecho para nosotros. ¿Cuál será el tuyo?

Ejemplo de Blended Marketing

Cualquier anuncio que vemos en televisión puede ser un buen ejemplo de Blended Marketing. En este apartado no se trata del concepto en sí sino del comportamiento que tiene el usuario. Según el último Estudio General de Medios, el 88,2% de la audiencia potencial en España ve los spot publicitarios pero en cambio, el 68% de éstos se conecta a Internet para conocer más sobre el producto en cuestión.

Gracias a esta reacción el marketing mixto nos coge la mano. Por un lado tenemos un producto que perfectamente se anuncia en la televisión pero que a la hora de la verdad, necesita de otro tipo de documentación para que el usuario llegue a comprarlo. La combinación que se hace de las promociones convencionales (el spot publicitario) y los nuevos medios (conectarse a Internet) tiene aquí su perfección más absoluta.