Big Data

El volumen de información que se maneja en estos días es más grande que nunca. Las empresas, con el implante de las nuevas tecnologías, tienen acceso a todo tipo de material. Si hace unos años había que preguntar por cada detalle de cada uno de nosotros ahora, gracias a Internet, la exposición de los datos es una realidad. Big Data, nacido como concepto a principios del año 2000, nos pone mucho más fácil cualquier tarea de almacenaje.

En el marketing digital, para hacer una buena estrategia de contenidos de promoción, conocer al usuario es una parte fundamental del proceso. Dicho esto, los datos que nos proporciona la red actualmente nos sirven de esquema para nuestros planteamientos. Atrás quedan entonces, aquellas encuestas que teníamos que hacer para observar el comportamiento del público.

¿Qué es el Big Data?

Por Big Data conocemos a esa cantidad de información que puede barajar una empresa en sus diferentes categorías a nivel comercial. Tendencias, compras, comportamiento del usuario o ventas son algunos de los datos que esta herramienta se encarga de almacenar para usos futuros. Gracias a la estructura del programa y su segmentación, podemos estudiar solo aquellas partes que nos interesan incluso cuando el volumen es alto.

Por el tamaño, la velocidad con la que nos llega y su elevada complejidad en muchos casos, el proceso manual se hace demasiado lento (actualmente prácticamente inabarcable) y, las empresas que tienen cantidad de datos en su recámara, se han visto beneficiadas con algo tan sencillo de llevar. Trabajar con este programa ha conseguido que muchas marcas hoy sean el referente que son.

¿Para qué sirve el Big Data?

Si bien la definición anterior hace justicia al término por ley, el Big Data dentro de todas sus posibilidades, se usa en muchas empresas con otro tipo de fin. Conocer cada detalle de los usuarios que tenemos en una plantilla o saber cuáles son las costumbres que tienen es un aspecto de lo más interesante para compañías que trabajan haciendo promociones de altas envergaduras.

El análisis de tendencias, cuando el volumen de datos es elevado, nos facilita la tarea de forma asombrosa. De esta manera, se puede decir que el programa (además de aglutinar todo tipo de información sobre un ratio de público determinado) también hace un estudio exhaustivo a partir del que podremos trabajar. A día de hoy, suele ser habitual que las grandes marcas sigan esta herramienta muy de cerca.

¿Para qué sirve el Big Data?

Las cinco Vs del Big

Ha habido tanto revuelo sobre el Big Data y su funcionalidad para las empresas (ciertamente supuso un cambio muy positivo en el manejo de información a gran escala) que desde sus inicios se habla de las cinco Vs como la forma en la que tenemos que referirnos a él. Los expertos, que además de haber trabajado con el programa también están al día de sus múltiples posibilidades, lo dividen así:

Volumen

La primera V no podía ser otra. El volumen de datos que almacena este programa es algo que no se había visto nunca antes en la historia de la tecnología. Gracias a esta capacidad, no necesitamos espacios kilométricos para llenarlos de archivos que tarde o temprano se van a perder. El big aquí está muy bien representado y es por eso que debemos tenerlo muy en cuenta.

Velocidad

Big Data no trata solo de almacenamiento sino de la velocidad a la que procesa los datos. En un mundo donde las actualizaciones son continuas, las empresas necesitan un programa que trabaje a tiempo real y de la forma más instantánea posible. Con muy buenas expectativas desde sus inicios, esta herramienta consigue para muchas marcas lo nunca hubiésemos imaginado.

Variedad

Consciente de que los datos pueden estar en cualquier parte, este programa recoge la información en formatos muy distintos entre sí. Desde un texto sencillo a bases de datos completas, el análisis no solo se hace a través del volumen sino con independencia de la manera en la que se han recogido. ¿Recuerdas alguna herramienta que haya hecho esto antes? ¡Seguimos pensando que es la primera!

Veracidad

Los datos que recoge Big Data no solo son variados y grandes en volumen sino que además son reales. Por más alta que sea la cantidad de nada nos sirve si hay detalles incorrectos o algo que no nos cuadra. Esta herramienta, que fue programada para hacer las cosas en orden, nos da la garantía de que todo lo que leemos desde él, está probado y analizado al milímetro. ¡No esperábamos menos!

Valor

¿Imaginas un programa que recoge grandes cantidades de datos pero que no sirven de nada? Una de las metas de esta herramienta es proporcionar a las empresas la información que necesitan. La seguridad de obtener, de todo lo que se puede almacenar en una memoria, solo aquello que beneficia es lo que diferencia un trabajo manual sin orden al estructurado por la máquina.

¿Cómo funciona el programa?

Con una tecnología punta para el desarrollo de cualquier empresa, el Big Data aporta nuevas perspectivas que por lo general, abren paso a otros modelos de negocio. Con muy buena repercusión en nuestros días, este programa ha conseguido alcanzar metas sin ningún tipo de precedentes. A continuación, para los que se están planteando su uso de forma profesional, os dejamos con las tres acciones clave:

Integración

Los mecanismos de integración con datos convencionales (ETL por ejemplo) tienen que analizarse de forma precisa y exhaustiva por parte del programa. Con la posibilidad de conseguir datos de fuentes y aplicaciones muy diferentes entre sí, durante el proceso inicial debemos procesar los datos y asegurarnos de que están formateados y limpios para su próxima ejecución.

Gestión

Como herramienta de almacenamiento, Big Data debe contar con un espacio X para que toda esa información quede disponible para el uso en el momento en que haga falta. Aunque la capacidad del programa es inmensa, son muchas las empresas que prefieren tener determinados datos en la nube. Desde aquí, gracias a la posibilidad del acceso online, los tendremos para nosotros siempre que queramos. ¿Sabes ya dónde los vas a guardar?

Análisis

El análisis es la meta que este programa tiene cuando lo implementamos en nuestra rutina empresarial. Disponer de todos los datos de un grupo de usuarios no es lo único que nos interesa y es que, si no sabemos para qué sirven, de quién son específicamente y cómo los vamos a utilizar, ¿de qué nos valen? Construyendo modelos de aprendizaje automático e inteligencia artificial podremos poner estos contenidos a trabajar.

Beneficios del Big Data

Los beneficios del Big Data se exponen por sí solos. Un programa capaz de manejar grandes cantidades de datos, hacer su propia gestión sobre cuáles son de utilidad y aquellos que podemos eliminar, es algo que debemos tener en cuenta cuando trabajamos con empresas que tienen un alto porcentaje de usuarios. A continuación, para los que todavía están muy verdes, os dejamos con algunas ventajas:

Manejo de datos

¿Acaso no habíamos dicho la cantidad de datos que puede manejar este programa? Con la información como punto de partida, cualquier persona que haga uso de él tendrá a su disposición cantidad de detalles sobre un grupo de usuarios que, en el caso de querer diversificarlos, también se ofrece la posibilidad. En cualquier caso, mantener la calidad y saber gestionarlos en beneficio, no es una tarea sencilla.

Herramientas analíticas

El empuje del Big Data para grandes empresas hizo que se desarrollaran ciertas herramientas desde las que podemos hacer un análisis mucho más exacto. La particularidad que tiene este punto es que no tenemos que conocer todos los tecnicismos del programa para ponerlo en marcha. Si estás interesado en colocarlo para tu empresa, tienes una gama de aplicaciones que quizás, te merezca la pena descubrir.

Velocidad en los procesos

Las herramientas analíticas de este programa se han diseñado con un fin; la velocidad en los procesos. Cuando tenemos tantos datos para estudiar u organizar, la idea es que la tarea se haga de forma rápida pero contando con una veracidad y segregación exacta. Gracias a los avances tecnológicos y el implante de este software en algunas empresas, todo fluye con mejor orden.

Profesionales adecuados

Puede que los beneficios del Big Data se hayan quedado grabados en nuestra mente pero de nada sirven si no damos con profesionales adecuados. Este software, que puede realizar tareas de gran envergadura, necesita de la mano de obra de las personas y del entendimiento humano. Por muchas habilidades que tenga la máquina, si no la dotamos con un poco de sentido común, ¿de qué nos va a servir?

Big Data para empresas, ¿por qué debemos implementarlo?

Los beneficiarios de este programa especializado en datos han sido las grandes compañías. El Big Data para empresas es hasta ahora la máxima evolución del programa en sí. Desde el momento en que aceptamos que este contenido llegó para quedarse, aprendimos una nueva forma de sacar partido a todo lo que hoy sabemos de los usuarios y su comportamiento. A continuación, algunas ventajas:

Rendimiento financiero superior

Al implementar este software en nuestra empresa tenemos una mayor posibilidad de rendimiento financiero en todos los aspectos. Si bien puede que tengamos que hacer una inversión de capital para hacernos con el programa, lo cierto es que recuperaremos con creces todo lo que aquí hayamos puesto. ¿Te animas a subir de rango con una herramienta que está hecha para esto?

Toma rápida de decisiones

Si Big Data se caracteriza por la recopilación inmediata de datos y su organización, cualquier empresa, a la hora de ejecutar un proceso, lo hará mucho más rápido que aquellas que no tienen implementada la herramienta. En un mundo donde la velocidad es casi una norma (especialmente desde que todo se mira a través de Internet) la toma de decisiones se tiene que efectuar cuanto antes.

Ejecución efectiva de las decisiones

Una toma rápida de las decisiones tiene que seguirse de la ejecución efectiva. De nada nos sirve escoger a la ligera si después no vamos a ganar buenos resultados. Con el Big Data las acciones suelen ser acordes a nuestros objetivos y desde aquí, podemos fijarnos un plan empresarial a largo plazo. Hasta tres veces más (según las estadísticas) de probabilidades tenemos de alcanzar el cometido.

Estrategia basada en datos

¡No tiene ningún misterio! Con un programa que basa su funcionamiento en los datos que registra, todas las ideas estarán centradas en esto. Por lo general, si una empresa decide implementar esta herramienta tendrá toda la información que necesita a su alcance y además, completamente clasificada. ¿Buscas exactitud y buenos resultados? ¡Este software está hecho para ti!

El Big Data para empresas es la mejor de las versiones de este programa. Como método de almacenaje de datos, toda entidad que quiera conocer un poco mejor a sus suscriptores, compradores empedernidos o grupos de usuarios por rango, tiene la oportunidad de hacerse con información detallada y exclusiva. Si sabemos jugar bien nuestras cartas, con total probabilidad, sacaremos partido de su cometido.

Ejemplo de Big Data

Poner un ejemplo de Big Data en nuestros días es algo muy sencillo. Gracias a la popularidad que ha ganado con el paso de los años, son muchas las referencias que puede tener. Por recurrir a un caso mediático sirve la forma en la que Barack Obama utilizó el programa para ganar las elecciones de 2012. La revista Forbes publicó un artículo años más tarde y desde aquí, vemos cómo este conjunto programado sirve para todo.