Bartering

Antes de la moneda, el hombre tenía muchas otras formas de comercio. En la Prehistoria, el trueque se convirtió en la mecánica más rápida de intercambio, dando oportunidades de negocio a los pequeños grupos incluso cuando no dominaban una técnica. El bartering, tal y como lo conocemos en nuestros días, se podría considerar el cambalache de la era online.

En el marketing digital existen cantidad de cosas que podemos hacer para la promoción de nuestra marca pero de alguna forma, el dinero siempre nos preocupa. Si bien hay apartados donde tendremos que hacer una inversión por mínima que sea, también contamos con la posibilidad de un exchange que nada tenga que ver con los recursos económicos. ¿Estás al día de las oportunidades?

¿Qué es el bartering?

El bartering es un mecanismo comercial que sustituye, de forma completa o parcial, el pago en metálico por un servicio determinado. Anclado en el lenguaje web, cualquier persona que disponga de una página o blog del que quiere sacar un beneficio, puede negociar con otra para un intercambio sin dinero. Esta fórmula, que ha revolucionado cantidad de espacios, está más de moda que nunca.

Una forma de trueque digital podría ser escribir para una marca con buenas referencias o redactar artículos en un blog de temática similar a la nuestra a cambio de un enlace. La estrategia de linkbuilding, que es una de las más costosas del SEO tal y como lo conocemos, se verá beneficiada con este gesto tan simple pero que en cambio, no nos ha supuesto un dolor para el bolsillo. ¿Se te ocurre algo mejor?

¿Para qué sirve el bartering?

Conseguir un beneficio mutuo entre dos extremos es el objetivo principal del bartering. Establecido como trueque empresarial en cantidad de programas, la idea es no gastar nada de dinero pero sí obtener una recompensa por el trabajo que se ha realizado a otra persona. Con grandes garantías para muchos, quien ha probado esta fórmula en sus negocios web al parecer, ha quedado satisfecho.

Lejos de pensar que necesitamos dinero para todo (aunque dentro de los negocios online es algo que nos sirve de buena ayuda) cada año se idean nuevas estrategias con las que podemos sacar beneficios. A modo de promoción, este concepto es uno de los mejores que podemos experimentar. El intercambio conlleva una promoción real de los productos o servicios y con ello, la posibilidad de hacer nuevos afiliados.

¿Qué es el bartering digital?

Beneficios del trueque para empresas

Con la popularidad que ha ganado en tan poco tiempo, el bartering se ha convertido en un concepto del que todo el mundo quiere saber más. Aunque hace unos años en Internet esto era impensable, la crisis ha hecho que ideemos nuevas metodologías de comercio para sacar beneficios sin inversión. En las empresas online, el trueque es una de las cosas que debemos valorar y a continuación, te dejamos con sus beneficios:

Aumenta las ventas

Establecer relaciones con otras empresas puede ser una manera de complementar la actividad que la otra parte no tiene y necesita cubrir cuanto antes. Cuando hacemos bartering no estamos contactando con nuestra competencia directa, sino con aquella compañía que ha pensado en nosotros para ganar en equipo. Esto, aunque ahora mismo no lo veas, es una buena herramienta de promoción y aumento de ventas.

Mantiene el capital para otros usos

Ofrecer nuestros servicios como moneda de cambio hace que el capital se mantenga dentro de la empresa. Esto, en un negocio que acaba de empezar, es una oportunidad de inversión en otras cosas que tal vez no puedan valerse de este tipo de mecanismo. Gracias a esta iniciativa además, podemos financiar gastos operacionales de un tamaño mucho más grande y de primera instancia.

Genera nuevos clientes

Con el bartering hacer nuevos clientes es mucho más sencillo de lo que pensamos. Toda empresa que ha hecho relaciones con otra similar o que la complementa consigue, aunque sea con el paso del tiempo, clientes interesados en sus servicios o que deciden probar algo nuevo. Ante la cantidad de compañías que hay para todo, resulta ideal aliarse con los mejores. ¿Sabes ya con quien contactar?

Renovación de stock

Una de las ventajas del trueque empresarial es la renovación del stock. Son muchas las empresas que cuentan con una tienda física donde los artículos ya no tienen salida. Ofertarlos a otra entidad que sí puede sacarle provecho es una manera de limpiar tu almacén y de paso conseguir alguna relación comercial. Buscar el beneficio mutuo comienza por saber qué es lo que el prójimo puede aprovechar de ti.

Negociación de descuentos

Dependiendo de los servicios o productos que ofrezca tu empresa (y de la relación que hagas con la complementaria en este caso) puedes dar con descuentos interesantes. Para no fallar y conseguir las mejores condiciones posibles en esta promoción, recomendamos que la persona que se encargue de esta parte del contrato esté acostumbrada a negociar de forma rápida y eficiente. ¡Trata sacar el máximo partido de esto!

Factores que debemos tener en cuenta a la hora de hacer bartering

Llegados a este punto nadie pone en duda lo mucho que beneficia el bartering a las pequeñas empresas que no tienen demasiado dinero ni tampoco un abanico de recursos. La idea de poder promocionarnos sin necesidad de vaciar los bolsillos o pidiendo un préstamo (¿cuántos no se han arruinado después de esto?) nos ayuda a dormir tranquilos y sentir que podemos hacer las cosas de otra manera pero, ¿sabes lo que debes tener en cuenta?:

Valor de lo ofrecido

Debemos establecer una línea equitativa entre las dos partes que hacen el trueque. Conocer el valor de lo ofrecido con respecto a la situación del mercado es una manera sana de comerciar. En este tipo de relaciones, las empresas que se han puesto de acuerdo tienen que llevarse un porcentaje de beneficio similar. De nada sirve que, mientras uno consigue un 70%, el otro se quede con el 30%. ¿Dónde está la igualdad comercial?

Garantía de cumplimiento

Por muy bonito que nos parezca todo, debemos asegurarnos de que cada parte vaya a cumplir con lo acordado. En ocasiones (por desgracia) el bartering no se toma como algo serio a razón de que no hay dinero por delante. Por este motivo resulta fundamental hacer negocios con personas serias y que no nos vayan a dejar en la estacada. Si esto no se presenta así desde el minuto uno, será mejor que no pierdas el tiempo.

Firmar acuerdos

Aunque no haya dinero de por medio, firmar un acuerdo con la otra parte compromete, en la medida de lo posible, al usuario con aquello que tiene que entregar. Los contratos legales son esenciales en cualquier tipo de transacción y no porque no nos vayamos a rascar el bolsillo, esto tiene menos valor. Si la persona con la que hablamos es seria, no tendrá ningún problema con este cometido. ¿La has encontrado ya?

Precios reales

El bartering que hagas con el otro tiene que contar con un valor real dentro del mercado. De la misma manera que antes hemos hablado de la equidad para ambas partes en cuanto al beneficio, ninguno se puede aprovechar de la situación en este otro aspecto. Inflar el interés denota que aquel que lo ha hecho busca ganar a toda costa sin importar cuáles son los objetivos de los demás. ¡Olvida hacer negocios con alguien así!

Bartering digital: el trueque de la generación 2.0

«El trueque ha existido desde los albores de la existencia humana» asegura Michael Dalton Johnson, autor del libro Rules of the Hunt. Tras esta afirmación lo único que se nos viene a la cabeza son las épocas del medievo pero con los avances tecnológicos el intercambio de productos ha cobrado una nueva forma de vida. El bartering, que ha sacado negocios online de la nada, se ha convertido en un recurso para la generación 2.0.

Ahora, gracias a esas empresas que disponen de algo que nos hace falta o que puede completar nuestros servicios mejor que nadie, tenemos la oportunidad de crecer en otra dirección. Según Barter News, un semanario de gran popularidad en Estados Unidos, al menos un tercio de las pequeñas empresas del país (y el 65% de aquellas que cotizan en la Bolsa de Nueva York actualmente) salieron adelante gracias al bartering. ¿Comprendemos ahora su importancia para el mercado?

Ejemplo de trueque digital

Son muchos los ejemplos que podemos poner de trueque digital o bartering. De todos, conseguir enlaces con buen pagerank a cambio de artículos de calidad puede ser el que mejor entendamos. Si una web necesita escritos que destaquen por encima de su competencia y tú tienes mano para la prosa, ese blog que está bien posicionado y visita tanta gente puede hacer una referencia de tus servicios como moneda imaginaria. ¿No es sencillamente genial?