Análisis de sentimiento

El 90% de la información que recibimos la valoramos de manera subjetiva. A pesar de algunos conceptos deberían ser iguales para todos, no hay nada más lejos de la realidad. El tono emocional que hay detrás de las palabras, o de las imágenes que vemos, es propio de cada individuo y, aunque el análisis de sentimiento trata hacer un estudio sobre esto, nunca llegará a ser exacto.

Utilizado como herramienta desde hace años, el opinion mining ha dado a las empresas cantidad de documentación sobre cómo nos comportamos, cuáles son nuestras preferencias y si realmente nos interesa el artículo que tenemos delante. Viviendo una nueva juventud gracias a la comunicación online, en la actualidad este concepto está en boca de todos.

¿Qué entendemos por análisis de sentimiento?

El análisis de sentimiento, conocido también como minería de opinión, es una forma de procesamiento del lenguaje natural que hace un seguimiento del estado de ánimo del público respecto a un producto en particular. A menudo incomprendido, este término está más en auge que nunca gracias a la cantidad de estímulos cognitivos que las personas tenemos hoy en Internet.

Las redes sociales, plataformas en las que un alto porcentaje de usuarios comunican sus sentimientos y emociones, sirven como referencia a las empresas que quieren vender o promocionar un determinado producto. La exposición que hacemos de nuestra persona también define qué nos gusta o de qué forma queremos que se acerquen a nosotros.

¿Cómo funciona el análisis de sentimiento?

La forma en la que funciona el análisis de sentimiento ha cambiado en algunos aspectos durante los últimos años. Con el uso de Internet, las empresas tienen más visible que nunca cuál es el comportamiento de los usuarios respecto a los productos o servicios. A continuación, os dejamos con sus etapas más perfeccionadas.

  1. Intención de la marca

La primera parte del proceso es qué intención tiene la marca con respecto a los usuarios interesados en el producto. Mediante el estudio de una sola frase podemos hacernos una ligera idea de qué es lo que quieren, cuáles son sus hábitos de consumo y muchas otras particularidades que los expertos leen entre líneas.

  1. Popularidad del mensaje

A través de la popularidad del mensaje podemos valorar si el sentimiento ha sido negativo, positivo o neutro. Esta parte del proceso es fundamental puesto que el hecho de haber llegado con nuestro producto a los usuarios no significa que guste. Desde aquí, podemos mirar sus más sinceras reacciones.

  1. Procedimiento de la información

Los dos puntos anteriores se estudian a través del procedimiento de la información. Según las reacciones que hayan tenido los usuarios este procedimiento dirá una cosa u otra. Existen dos fórmulas estudiadas para llevar a cabo el objetivo de esta tercera parte; a continuación te dejamos con ellas:

3.1. Análisis manual

La palabra o expresión utilizada puede tener significados muy distintos según el ámbito en el que nos encontremos. Teniendo en cuenta esto, la opción automática desaparece y debemos colocar de forma manual su clasificación según donde corresponda. Por complejo que pueda parecer, en ocasiones es la mejor técnica.

3.2. Análisis automático

Las palabras o expresiones significan lo mismo con independencia del ámbito en el que nos encontremos y no es necesario que las valoremos en función de la situación. ‘Bueno’, ‘bonito’ o ‘barato’ son términos positivos en todos los aspectos.

Herramientas para el análisis de sentimiento

Con los perfiles sociales, la popularidad del análisis de sentimiento ha crecido de forma desmedida en los últimos años. Las empresas utilizan más que nunca las publicaciones de los usuarios para saber cómo tienen que promocionar un producto y el estudio del conjunto se hace fundamental. A continuación te mostramos algunos de los programas más famosos:

  1. Quick Search

Este buscador de redes sociales te da un resumen instantáneo de la imagen de tu marca en Internet. Las grandes industrias lo utilizan para conocer cuál es la reacción de las personas en sus perfiles y, desde aquí, saber qué es lo que tienen que mejorar. Con la opción de contrastar tus productos con los de la competencia lo verás todo más claro.

  1. RapidMiner

Este software de datos permite examinar los textos con el fin de ayudar a las marcas a realizar el análisis de sentimientos. RapidMiner recolecta grandes volúmenes de información y, desde aquí, toma las bases para el lanzamiento de sus productos. Como herramienta para ampliar el negocio resulta inmejorable.

  1. Hootsuite Insights

Popular entre las populares, Hootsuite Insights es una herramienta que analiza todo lo que los usuarios publican en las redes sociales. Si tienes una marca, con la implementación de este programa tendrás acceso a historiales, noticieros, etc. A la hora de lanzar un producto, la segmentación de perfiles estará solucionada.

  1. NCSU Tweet Visualizer

Completamente gratis, Tweet Visualizer es la herramienta de análisis del sentimiento en Twitter por excelencia. Si quieres conocer cuál es la tendencia, las reacciones de usuario o el porcentaje de éxito de una palabra solo tienes que meterla en el buscador para que el programa comience a lanzar datos.

  1. Social Mention

Prácticamente todas las plataformas sociales tienen su sitio en Social Mention. Desde aquí podrás conocer qué es lo que los consumidores dicen de tu marca en tiempo real y sin ningún tipo de complicación. Desde Facebook a Digg, pasando por FriendFeed, el recorrido es de lo más interesante.

  1. MeaningCloud

A un nivel mucho más global en la red tenemos MeaningCloud. El análisis de sentimiento desde aquí no tiene barreras y es que este API es detallado y multilingüe. Con la capacidad de decirte si las reacciones son positivas, negativas o neutras estarás mucho más tranquilo de cara la promoción de tus productos.

  1. Sentiment Analyzer

Con la idea de identificar el sentimiento que hay detrás del texto, Sentiment Analyzer también es una buena herramienta para los estados de ánimo; por su diseño un tanto arcaico no suele ser la favorita de las empresas por sus limitaciones.

  1. Social Searcher

Sencilla y atractiva, Social Searcher también nos proporciona cantidad de datos sobre lo que las personas están comentando en sus perfiles. Con la posibilidad de acotar la búsqueda, si quieres conocer cuál es la tendencia en una red concreta solo tendrás que marcar la casilla con los resultados.

  1. Sentigem

Conocida como la calculadora de sentimientos, Sentigem es un buscador desde donde podemos hacer un análisis de textos o fragmentos en inglés. Dado que muchas marcas trabajan con mercados extranjeros, conocer cuál es la opinión por aquí te será bastante útil de cara a tus promociones, ¿no te parece?

  1. SentiStrength

Orientada a la investigación académica, SentiStrength es una herramienta que lleva mucho tiempo en el mercado. Con una calidad superior, para la versión comercial debemos pagar la cuota puesto que en Windows la gratuita no está disponible.

Limitaciones del sentimiento automático

Una vez conocidas todas las herramientas de análisis de sentimiento automático que hay en Internet resulta interesante que sepas algunas cosas. Como suele pasar en la mayoría de los casos, lo manual siempre es más efectivo y cuenta con mejores resultados, aunque su desarrollo sea más complicado.

Los programas, aunque reducen bastante el trabajo en tiempo y esfuerzo, pueden no ser exactos y provocar inestabilidades. Algunos automáticos, aunque pueden detectar palabras comunes, no detestan el sarcasmo.

En cualquier caso, el análisis de sentimiento automático es un recurso de lo más interesante para los tiempos que corren. Conocer cuál es el comportamiento de los usuarios respecto a determinados productos, o situaciones, nos puede colocar muy por delante de nuestra competencia si hacemos las cosas bien.