Afiliado

Aunque muchos piensen que se trata de un modelo de negocio actual, el afiliado existe desde hace años. En Internet, Amazon fue la primera empresa que supo ver el potencial de esta alternativa y, gracias a ello, hoy cualquiera de nosotros puede comprar productos de su marca favorita sin tener que moverse de casa.

Los programas de afiliados, que están más de moda que nunca, se han convertido en la forma perfecta de obtener ingresos pasivos con una página web que ya cuenta con un determinado número de visitas. La relación partidario-empresa, que es de beneficio mutuo, consigue que tanto anunciante como anunciado se lleven una comisión.

¿Qué es un afiliado?

Un afiliado como tal es cualquier persona u organización que se inscribe en un programa con el fin de obtener servicios o productos de la marca que le gusta. Este formato, que ya es bastante viejo -recordemos las suscripciones que nuestros padres hacían al periódico o la revista de moda, por ejemplo- en Internet supone convertir las visitas de una página web en ventas.

Conscientes de la influencia que la red tiene en nuestros días, cada vez hay más marcas que se apuntan a esta modalidad con el fin de cumplir sus objetivos de venta. Las tiendas físicas, donde las compras ya no son como antes, han encontrado un refugio en la ecommerce y los programas de afiliados.

¿Para qué sirve un afiliado?

Con la presencia de la marca ante el público como principal objetivo, el afiliado sirve para que los productos o servicios de una determinada empresa tengan mayor visibilidad dentro del mercado. Con tanta competencia, las entidades buscan métodos de llegar al usuario y este, aunque es bastante antiguo, sigue siendo efectivo.

En un principio, el objetivo no va más allá de conseguir conversiones o disfrutar de los múltiples descuentos que le puede ofrecer la firma. Con el tiempo, si llega a entender la filosofía de empresa de primera mano los lazos se pueden hacer mucho más estrechos y, si ambas partes lo aceptan, puede optar a ser un embajador de la entidad.

Tipos de afiliado online

Cualquier persona que tenga una web o haya montado un negocio online con aceptación se hace la misma pregunta, ¿cómo puedo ganar dinero con mi página? El afiliado, aunque métodos para esto hay muchos, es una de las alternativas para hacer los primeros ingresos con nuestro blog. A continuación, te dejamos con algunas de sus posibilidades:

Páginas web

Desde una página web podemos hacer cantidad de conversiones. Lo ideal es que el sitio web que opta por una campaña tenga su contenido relacionado con la misma, aunque esto no siempre es así.

Si hemos escogido los últimos artículos de iRobot, las conversiones son mucho más probables si hablamos del producto o como mínimo, nuestro blog trata sobre las tareas del hogar y derivados.

Agregadores de ofertas

Los agregadores de ofertas existen como portal web desde hace años. Mediante la recopilación de una gran variedad de marcas, la posibilidad de hacer un afiliado crece sin necesidad de promoción por nuestra parte.

Estos espacios se han hecho a sí mismos desde cero y hoy son tan conocidos que cuentan con descuentos u oportunidades de ahorro que solo podrás encontrar en tu portal web; Groupon es un ejemplo de ello.

Cashback

Una modalidad de afiliación que salió hace unos años fue el Cashback. Desde aquí, los programas pretendían comenzar una pequeña revolución compartiendo las conversiones de los usuarios en comisión.

El ejemplo más claro es Beruby, un portal para hacer compras en el que tú te llevabas una parte de lo gastado en forma de descuento para la siguiente adquisición o en forma de saldo acumulable.

Comparadores

Los comparadores de ofertas siguen siendo la forma más efectiva de gastar menos dinero en aquello que queremos comprar. Al igual que los agregadores, muchos de ellos cuentan con un tráfico bestial y por tanto, no debemos perderlos de vista si queremos hacer buenas oportunidades de negocio. Minube, popular en viajes y turismo, es un ejemplo.

Base de datos (email marketing)

El email marketing se usa desde los inicios de la comunicación online. Desde aquí, con un gran volumen de correos, las empresas pueden hacer envíos masivos de promociones, productos de rebajas o últimas novedades. Estos, como en muchos casos se mandan a personas afines con la oferta, cuentan con buenas garantías de conversión.

Códigos descuento

Las páginas de códigos descuento son parecidas a los agregadores de ofertas. Desde aquí, el usuario tiene marcas de todos los colores que ofrecen sus productos a un precio algo más bajo de lo que lo vemos en las tiendas. Las redes sociales o el email marketing del que hablábamos antes son sus formas de promoción más directas.

Afiliado display

Las campañas CPA son otro fenómeno del afiliado. El display nace gracias a empresas que tienen acceso a millones de impresiones publicitarias y, desde aquí, comienzan a comercializar con todas y cada una de ellas. A través de un banner en nuestra página web podemos conseguir cientos de conversiones si contamos con un rango de visitas importante y públicamente reconocidas.

Publicidad SEM

La publicidad SEM es la vía rápida para conseguir conversiones. El afiliado compra varias palabras clave que definen el posicionamiento del producto y desde aquí, la persona que está interesada puede comprarlo a través del “pago por click” (PPC). Esta se recomienda a páginas web con alto poder de inversión o temáticas de desmedida competencia.

¿Qué son los enlaces de afiliado?

Los enlaces de afiliado son referidos personalizados que nos proporciona un proveedor X con el fin de llevarnos una comisión cuando alguien está mirando el contenido de nuestra página web. Aunque esto no signifique que todos los usuarios que entren hagan una compra, sí que ofrece la oportunidad de que ocurra.

Esta forma de afiliación no supone un gasto extra para la persona que compra pero, en cambio, sí que ofrece una comisión a quien ha hecho promoción del producto; es decir, nosotros. Gracias a esta alternativa cualquier página web, sin necesidad de tener los productos, puede llevarse altas comisiones por venta.

Formas de conseguir un afiliado, ¿podemos hacerlo de manera natural?

Conseguir un afiliado de forma natural es lo que queremos todos. A pesar de la cantidad de trucos que hay alrededor de las campañas publicitarias lo cierto es que con paciencia y sabiendo manejar los distintos parámetros, la tarea es mucho más sencilla. A continuación, te dejamos con varias alternativas:

Desde terceros con redirección

Cualquier página web puede ganar un afiliado mediante publicidad implícita. Empresas como Awin (antigua Zanox) ofrecen enlaces a productos que una persona podrá comprar desde aquí dejando una comisión a quien ha hecho la promoción del artículo en cuestión. ¡Mucho más sencillo de lo que pensamos!

Contacto con bloggers

El networking es la mejor herramienta para conseguir tus propósitos. En este negocio casi todos conocen las técnicas y andar con trucos cuando queremos hacer las cosas bien no es nada recomendable.

Contactar con bloggers que trabajan tu misma temática no solo es una oportunidad de optar a buenos enlaces de afiliado, sino una manera de ver cómo se maneja tu competencia en este campo.

Enlaces fortuitos

Aunque no es habitual, puede que tengamos la suerte de conseguir enlaces fortuitos. Un buen día miramos las métricas de nuestra página web y nos damos cuenta de que hay alguien que nos ha referido en su blog. Esta es una forma de promoción rápida, sana, directa y como tal, perfecta para hacer conversiones o ganar posicionamiento.

Ejemplo de afiliado

Ejemplos de afiliado hay muchos; en Internet, con el deseo de hacer promociones cada vez existen más oportunidades de conseguir un referido. Por poner un caso práctico, imaginemos que en IngenieroSEO, que nos dedicamos a todo lo relacionado con el posicionamiento web y la visibilidad de una marca, tuviésemos, a partir de un sistema de fidelización, descuentos u ofertas para aquellos que se inscriba en el boletín.

De esta forma, una empresa puede conseguir un gran número de afiliados y, finalmente, aumentar su número de ventas.