36 acciones antes y después de escribir un post

Realizar procesos SEO es parte de nuestro día a día. Uno de los errores más graves a la hora de generar contenido es creer que sencillamente con publicarlo vamos a conseguir resultados. En el 99% de las ocasiones no es suficiente. Si no tienes una gran autoridad, es casi improbable que posicione.

A partir de aquí, en la agencia realizamos protocolos de actuación que varían en función del equipo de marketing y negocio, así como el nicho de mercado y los recursos con los que contemos.

20 acciones antes de publicar el post

Proceso para pedir contenido y escribirlo

pasos pedido contenido para SEO

1. Briefing inicial

Una de las cosas más importantes es tratar de conocer el negocio que hay detrás de cada contenido, como si fuéramos los dueños. Por ello, solemos hacer una serie de preguntas encaminadas a saber todo lo posible acerca del proyecto, sus potenciales clientes, sus objetivos… Todo aquello que nos servirá para escribir tal y como lo harías tú.

2. Asignación de un redactor

Tener como responsable de esta tarea un periodista titulado nos ayuda a dejar en manos expertas la elección del personal adecuado para cada contenido. Asignamos un redactor cualificado para desarrollar tus contenidos. Así, nuestros clientes tienen la oportunidad de hablar de primera mano con el redactor y su responsable, para que no se nos escape ningún detalle y consigamos el mejor resultado para su proyecto. Pueden conocerles personalmente. Cercanía, resultados.

3. Documentación periodística profesional

Os recomendamos trabajar con periodistas titulados nativos del mercado al que nos dirijamos, que llevan a cabo toda la labor de documentación previa acerca de la temática sobre la que quieres que escribamos. Nadie mejor que ellos para buscar y contrastar fuentes, ¿no crees?

4. Estudio de palabras clave focalizado

Lo ideal es solicitar al cliente sus palabras clave objetivo para tomarlas como raíz de un trabajo posterior. De todos modos, siempre lo hacemos como especialistas SEO y enviamos un completo estudio de keywords, incluyendo el tráfico y la dificultad de cada una de ellas. ¡Llevamos más de 12 años haciéndolo!

5. Realizamos la propuesta de titulares

Debemos generar Title, meta description y H1. Deben cumplir los requisitos SEO que trabajamos en la agencia. El título de un texto es lo primero que ven tanto tus potenciales lectores como los motores de búsqueda, así que tiene que estar pensado para enamorar a ambos. Proponemos los títulos más adecuados a cada tipo de contenido para que cumpla con su objetivo.

6. Realizamos la jerarquía de encabezados

Una vez establecido el título de los artículos, diseñamos la estructura que deben tener, con cada una de sus cabeceras organizadas de forma jerárquica. Que los textos los escriban periodistas profesionales del SEO tiene sus ventajas.

7. Validación del calendario

El cliente siempre tiene la última palabra, debe darnos el visto bueno antes de proceder. Nosotros podemos orientarles en base a nuestra experiencia y conocimientos, pero nadie más apropiado que ellos para decidir si nuestras propuestas son adecuadas para su proyecto o no. Por eso, antes de comenzar a escribir, les pediremos que aprueben nuestra propuesta.

8. Redacción del contenido con redactores especializados

Y, si necesitas expertos en una temática concreta, hemos colaborado en muchos proyectos liderados por auténticos profesionales de más de 20 sectores. Si no son ellos, buscaremos un especialista que pueda generar el contenido especializado que se necesite.

9. Doble corrección del contenido

Por aquello de que cuatro ojos ven más que dos, todos nuestros contenidos pasan por un proceso de doble corrección, en el que nuestro equipo de edición revisa a fondo aspectos tan importantes para tus textos como corrección ortotipográfica, revisión de estilo y voz, comprobación de la estructura… para asegurarse de que concuerdan perfectamente con las indicaciones del cliente. 

Proceso una vez se ha escrito el artículo

1. Revisar la semántica

Con herramientas como Dinorank (muy sencilla de usar y en constante mejora), SEObility, Ryte, o SEOlyze.

2. Revisar la calidad algorítmica del sitio

Y el nuevo contenido en relación a él. ¿Tienes miedo a una penalización Panda? Lo ideal es analizar el proyecto e indicar contenidos de la web potencialmente penalizables por baja calidad (thin content) para corregirlos antes de que lleguen a suponer un problema. Podemos averiguar si nuestro contenido cumple con los estándares de calidad de Google o no. Para ello trabajamos con Safecont (es un must para nosotros).

3. Volver a leer el post en el móvil

Para tratar de corregir errores de última hora. ¿Resuelves el problema o muestras la información de la mejor manera posible para que los usuarios lo entiendan?

4. Asegurar que las imágenes tienen su atributo alt y title

Deben estar bien colocados y ser relevantes tanto con la imagen como con la keyword que estamos trabajando.

5. Asegurarnos de que cumplimos con una estructura de contenido útil

Para el usuario debemos estar seguros de que respondemos adecuadamente a la intención de búsqueda en el formato más adecuado (texto, tablas, etc…).

6. Enlazar externamente a fuentes de contrastada autoridad

Si creemos que aporta valor, podemos enlazar a sitios web como ministerios, etc… u otro tipo de contenido que complemente el nuestro.

7. Enlazar ese artículo desde varios contenidos ya escritos

Deben tener relación con él. Podemos incluso adecuar un poco los otros artículos o contenidos y enlazar con la palabra clave principal, a ser posible, o una ligera variación. Para esto, es muy recomendable crearse un documento en Google Spreadsheet con los post organizados por temática, de forma que sea fácil localizar temáticas similares.

8. Enlaza a contenido antiguo, si corresponde.

9. Colocar llamadas a la acción (CTAs)

Directos durante el artículo y al final, siempre que queramos llevar tráfico a páginas transaccionales.

10. Interactuar con el lector

Para que nos cuente o nos pregunte cosas en los comentarios. El contenido de ellos es muy interesante para SEO si conseguimos que aporte, nuevamente, valor.

11. Colocar una alerta en Google alerts o busca la keyword en Twitter

Para que te avise cada vez que se hable sobre ese tema o ver quiénes hablan sobre ello, de forma que puedas comentar con esas personas y, si tienen sitios web, colocar el enlace a ese post como contenido ampliado, directamente solicitar que os enlacen si ampliáis la información de ese post o simplemente darles a conocer ese contenido.

16 acciones después de publicar un post

1. Subir a Google Search Console

Solicitar indexación tanto del post como las otras urls que se hayan modificado.

2. Compartir el post en redes sociales propias

Con mensajes que inciten al clic. Puedes acortar el enlace con Bitly, por ejemplo, para medir el impacto en redes con herramientas como Hootsuite o Metricool.

3. Agraceder retweets y shares de tu contenido.

4. Compartir en grupos sociales

Como Linkedin o Facebook, donde seguramente existan grupos de tu temática.

5. Enviar una Newsletter

A todos vuestros seguidores con ese nuevo contenido. ¿No estás ya haciendo base de datos? A por ella.

6. Compartir el post en agregadores

Verticales y horizontales. Cuidado con comunidades como Meneame, donde odian el SPAM y para poder trabajar con ellos necesitáis ser usuarios consumidores de más contenido y compartir contenido que no salga solo de vuestro dominio, sino también otras noticias de otros lugares. Otros agregadores según el nicho y el mercado: Bitacoras, mktfan, flenk, flipboard, marketertop, bebee

7. Compartir en foros de tu sector

Usa footprints para encontrarlos o búsquedas básicas como esta: https://www.google.es/search?{google:acceptedSuggestion}oq=foro+tukeyword

8. Enlazar a bloggers, empresas o personas influyentes

Si procede enlazarles, adelante. Envíales un email informándoles o envíales un comentario por redes sociales para darles a conocer tu contenido.

9. Enviar el post a conocidos

Para que lo muevan en sus redes de forma fácil.

10. Contestar todos los comentarios

Trata de responder a todos los usuarios que te escriban, de forma que se sientan felices por ello. Te aportarán valor y tú se lo aportarás a ellos. A su vez, tu contenido mejorará.

11. Comentar en otros blogs de tu sector

Tratando de complementarlos con contenido útil, informando además de la existencia de tu contenido.

12. Enviar emails a los webmasters

Trata de conseguir el correo electrónico de sitios web que hablen de contenido similar al que acabas de escribir. Contacta con ellos y crea relaciones.

13. Monitorizar las redes sociales

Si alguien ha compartido en redes post similares, contacta con ellos y dale a conocer tu contenido. Usa herramientas como Buzzsumo o el propio Twitter.

14. Analizar los enlaces entrantes

Realiza un listado de los post similares al tuyo y, con herramientas como ahrefs o Majestic, descubre quién les está enlazando. Después, puedes tratar de contactar con los dueños de esos post y pedir que también te enlacen a ti.

15. Revisa las estadísticas

Entra en tu herramienta de analítica web, por ejemplo Google Analytics, y accede a todo un mundo de información que te podrá ayudar a tomar decisiones.

16. Monitoriza la keyword a la que enfoques

Haz un seguimiento de la búsqueda para la que quieres conseguir visibilidad en los buscadores. Lo que no se mide, no se mejora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados con: 36 acciones antes y después de escribir un post